"Quiero dejar España, mi mercado arranca ahora"

Iván Alonso

"Quiero dejar España, mi mercado arranca ahora"

"Quiero dejar España, mi mercado arranca ahora"

Dio carpetazo el mercado invernal y convenía hablar el día después con uno de sus protagonistas. Iván Alonso sonó como posible salida a Qatar, el Huesca y -como él apunta- incluso a otros clubes de Primera. Su contrato acaba en junio... Pero podría irse antes. AS conversó con el 'Uru'.

Llegamos a febrero, cerró el mercado de invierno y usted sigue en el Espanyol. ¿Lo esperaba, está satisfecho o ha sido una mala noticia?

Ya dije que me iría si llegaba alguna propuesta interesante. Pero, de todos modos, todavía no sé qué puede suceder.

¿A qué se refiere?

A que mi mercado justo comienza ahora. Ha terminado la Copa de Asia y en estas semanas comenzarán los movimientos en las Ligas que ahora me generan interés.

Se refiere a Qatar...

Sí, esa es una de las posibilidades que siguen abiertas.

Pero no la única, porque en enero también le quiso el Huesca. ¿Por qué lo declinó?

Porque tengo muy claro que no quiero seguir en España, llevo muchos años aquí. Mi idea es marcharme fuera y marcarme un nuevo reto. Y no fue sólo el Huesca, sino que recibí más de una oferta de Primera...

De todos modos, ¿vive con incertidumbre su actual situación en el Espanyol?

No siento incertidumbre, estoy cómodo porque me ha tocado cumplir un papel que he aceptado, aunque a veces te rebelas porque quieres jugar, aquí o si no en otro sitio.

Se hará raro para usted ser reserva asiduo cuando hace dos años fue pieza básica para lograr la permanencia...

Hay momentos en que te quieres sentir importante, en que quieres jugar. Pero otros compañeros han sabido aceptar esta situación antes, igual que yo lo hago ahora. No puedo decir que esté a disgusto, porque el Espanyol es el equipo más importante de mi carrera. Aunque a mi edad no puedo dormirme porque mi carrera se acortará.

Teniendo en cuenta que hay tantos futbolistas jóvenes, ¿ha ganado en importancia su papel en el vestuario sobre el meramente deportivo?

No creo que aporte más por el hecho de ser veterano. Los mayores podemos aportar consejos, pero los jóvenes también brindan algo de lo que los demás aprendemos, esa frescura entre otras cosas.

Y entre los jóvenes, Álvaro Vázquez. ¿Lo ve como el delantero de futuro del Espanyol?

Tiene buenas condiciones, pero hay que dejarle que vaya creciendo poco a poco, no podemos pedirle responsabilidades sino que se vaya fogueando a base de partidos. Yo también fui joven y alguien apostó por mí. Y mi rendimiento mejoró jugando.

¿Cree, por su experiencia, que el equipo notará las ventas de Víctor Ruiz y Dídac?

Es cierto que se han ido dos jugadores importantes, que venían siendo titulares, pero no hay que dramatizar. En el lateral hay una garantía tremenda, que es David. Lleva muchos años jugando, rindiendo en la elite y no se puede decir que inquieta la marcha de Dídac. Y con Víctor pasa algo similar: Jordi (Amat) viene pisando muy fuerte, Galán se ha recuperado afortunadamente y está Juan (Forlín). No hay ningún jugador insustituible. Nadie. Es una de las claves, este equipo es grande por la fuerza interior que tiene.

Y por su poderío. Citábamos la salvación en la que usted contribuyó decisivamente, en 2009. Ahora el Espanyol es quinto. ¿Tiene límites esta progresión?

Lo que no podemos hacer es dormirnos. Hubo una temporada, no hace tanto, en que se acabó la primera vuelta en zona Champions y se hicieron sólo 12 puntos en la segunda vuelta (2007-08). El primer objetivo a medio plazo es la permanencia, que casi tenemos en las manos. Y una vez conseguido, nos podemos plantear llegar a alguna competición continental. Pero nosotros funcionamos con objetivos a corto plazo, que es lo bonito: pensar en el siguiente partido. Ahora, por ejemplo, estaremos toda la semana centrados única y exclusivamente en desquitarnos en Almería de la derrota contra el Villarreal del domingo. Y si hubiéramos ganado, pensaríamos en refrendarlo el próximo sábado.

Decía antes usted que ha aceptado un papel nuevo en el equipo. A pesar de que tiene algunos minutos, ¿le costó asumir ese rol?

No, porque si no te adaptas a la situación no sirves para el equipo. Hace un tiempo, me tocaba ser titular y tenía detrás gente peleando por hacerse un hueco. Y sé que ésa es la gente que sirve, la que consigue con su esfuerzo que el equipo vaya hacia adelante porque genera competitividad. El titular mira hacia atrás y ve a alguien con muchísimas ganas por ocupar su puesto. Es otra de las claves de este equipo. Aunque cuesta cuando estás en el otro lado, hay que aceptarlo.