Temas del día

El Barcelona campeón, ante un Madrid que fue mejor

Fútbol 7 | XV Torneo Internacional Blue BBVA | FINAL

El Barcelona campeón, ante un Madrid que fue mejor

El Barcelona campeón, ante un Madrid que fue mejor

JUAN GARCÍA

El Barcelona se proclamó campeón del Torneo Blue BBVA de Arona al batir al Real Madrid en los penaltis. El equipo blanco fue mejor, pero las penas máximas dictaron sentencia.

El Barcelona se proclamó campeón del Torneo Blue BBVA de Arona al batir al Real Madrid en los penaltis. El equipo blanco fue mejor que los azulgranas, con tres disparos al larguero, pero las penas máximas dictaron sentencia y no perdonaron a un equipo que se mereció más en la final. De este modo, el Barça sucede al Borussia Dormund, ganador del torneo el año pasado.

El encuentro fue emocionante y vibrante. La primera parte comienzó con un arranque espectacular del Real Madrid. En los tres primeros minutos el equipo blanco dispuso de tres buenas ocasiones. La primera sería un centro medido de Cedenilla por la izquierda que lo remató muy forzado Antonio y en el rechace Jaime Sierra disparó por encima del larguero. Luego lo intentaría Manu, su disparo lejano con su pierna izquierda fue a las manos del portero azulgrana Cristian, quien blocó el balón sin problema. La última ocasión del intenso comienzo del Real Madrid se originaría en un robo del equipo blanco en tres cuartos de campo que Antonio está a punto de aprovechar, pero su disparo potente se estrella contra el larguero.

El Barcelona comenzó a estirarse, aunque no dispuso de claras ocasiones. El Madrid lo seguía intentando, pero a balón parado con disparo lejanos de Cedenilla. Aunque Jaime Sierra volvería a probar a Cristian con un lanzamiento colocado desde fuera del área que paró el guardameta en una gran estirada. La primera buena ocasión del Barcelona llegó a balón parado. Una falta potente de Morer estuvo a punto de sorprender a Luca Zidane, pero el portero blanco despejó a corner.

La presión del Real Madrid seguía surgiendo. Jaime Sierra volvía a sorprender a la defensa azulgrana. El madridista regateo a varios rivales mientras se internaba en el área rival, pero su disparo forzado lo desvió Cristian. El Barcelona lo seguiría intentando a balón parado. Un saque de corner al segundo palo lo remató Adriá a las manos de Luca Zidane.

Pero la ocasión azulgrana más clara llegaría a falta de dos minutos del descanso. Morer se coló entre varios defensas del Real Madrid, pero Zidane salió muy atento y evitó el gol culé. Luego el Real Madrid haría la réplica en una internada de Cedenilla que terminó con un disparo potente que se fue alto. Con estas dos oportunidades se llegaría al descanso a un partido que sorprendía que se llegara sin goles.

El comienzo de la segunda parte fue diferente al primero. Ambos equipos no llegaron tanto a portería y el dominio del partido sería para el Barcelona. Y protagonista el lateral azulgrana, Piñol, quien con sus internadas por la banda derecha crearía cierto peligro a la zaga blanca.

Después llegaría la exclusión de Piñol en un robo de Manu. Esa misma falta la lanzaría el propio jugador blanco y su disparo pegaría en el larguero de la portería de Cristian. A pesar de estar con un jugador menos, el Barcelona tendría una clarísima oportunidad en una buena jugada de Olmo por la banda derecha que dejó solo a Aleñá y, con toda la portería para él, el jugador azulgrana dudó ante la salida de Zidane y su disparo se marchó fuera.

En el ecuador de la segunda mitad el Real Madrid volvería a dar intensidad al partido. Primero sería Jaime Sierra en una bonita pared con Óscar y más tarde sería, por dos veces, Antonio quien lo intentaría. La primera en una internada al área que desvía Cristian y la segunda un disparo lejano que atrapa el portero azulgrana.

El Barcelona no se asustaba y en un contrataque estuvo cerca de marcar. Oriol ve solo Morer y éste se saca un disparo potente con el exterior pero que finalmente se marcha desviado. El Real Madrid seguía creando el mayor peligro. Y es que los blancos dispararían su tercer larguero en el partido en un saque de falta de Cedenilla. Su fuerte y colocado saque de falta chocó en la escuadra de Cristian que únicamente pudo mirar el lanzamiento.

El partido terminó con un Madrid volcado y un Barcelona defendiendo con un jugador menos al ser excluido el capitán Aleñá. Los penaltis entonces decidirían y el Barcelona se llevaría la gloria al ser más efectivo desde las penas máximas. El Real Madrid no fue capaz de hacer efectivas sus ocasiones mientras el Barcelona no desaprovechó su oportunidad de llevarse el torneo.