"Trabajé con Piqué, Messi, Pedro, Bojan, Busquets..."

Sergio Lobera

"Trabajé con Piqué, Messi, Pedro, Bojan, Busquets..."

"Trabajé con Piqué, Messi, Pedro, Bojan, Busquets..."

En un fútbol tan cortoplacista, puede presumir de un contrato de tres años. Intecambia llamadas con Guardiola y Poyet, afirma dirigir "un vestuario privilegiado", su sistema 4-3-3 es innegociable y ha revolucionado Lepe.

Nueve años trabajando en la Masía le convierten casi en un apóstol del tiqui-taca.

Digamos que conozco la filosofía de juego de la casa y la he trabajado mucho tiempo.

En nueve años, habrá dirigido a algunos de los actuales protagonistas del Barça.

He dirigido equipos en casi todas las categorías: alevines, infantiles, cadetes, juveniles... Y en ellos he podido trabajar con gente como Piqué, Messi, Bojan, Busquets, Pedro...

¿Y el primer equipo?

En la época de Carles Rexach, me encargaba de realizar informes sobre los rivales.

Entonces mantendrá relación con Pep Guardiola...

Sí nos conocemos. Especialmente de su época en el juvenil. Ahora mantengo algún contacto con él, pero sólo en caso de necesidad.

¿Qué puede necesitar Guardiola del técnico del Lepe?

... (Posiblemente algún informe sobre el Ceuta, al que el Barça se midió en Copa).

¿No arriesgaron al entregar a Pep el primer equipo sin tener experiencia en la élite?

Fue una apuesta arriesgada, pero valiente. Para mí es idóneo porque cree en el fútbol que necesita el Barça: ganar sí, pero de una forma determinada. Porque conoce las interioridades de la cantera, y porque se inició como técnico en la cantera, lo que le permitió apostar por Busquet, Pedro...

Hablemos de su aventura en el San Roque. ¿Qué propone?

Instaurar a medio plazo un estilo de juego atractivo. Proponemos jugar bien al fútbol, que no bonito. Lo primero pasa por la eficiencia, lo segundo por jugar de cara a la galería.

Propone el tiqui-taca.

Un estilo basado en el control del balón. Hacerlo circular para crear situaciones de uno contra uno en los perfiles donde desequilibramos. Pero al ser ofensivo, asumes riesgos, que compensamos trabajando la transición ataque-defensa.

Teoría, bien. ¿Y práctica?

Somos uno de los menos goleados de Segunda B.

¿No es una propuesta arriesgada para una categoría tan poco contemplativa?

La Segunda B apuesta por el fútbol directo para minimizar riesgos y priorizar resultados. Pero nuestra propuesta es la que mejor rentabiliza las condiciones de nuestros jugadores.

¿Cómo han asimilado los futbolistas el discurso?

Hemos tratado de educarles a través de dinámicas formativas. Empezamos de cero y les pedimos que cambiaran su mentalidad.

Parece haberlo logrado...

Los resultados son consecuencia, no objetivo último. Pero está claro que ayudan. Al ser una plantilla nueva, la pretemporada fue complicada, pero los resultados empujaron al grupo a creer en la propuesta porque no perdimos.

Teniendo dueños ingleses, ¿los jugadores piensan en un posible salto a la Premier?

Es una aspiración legítima que entiendo que tengan, aunque no la manifiestan.

Perdone la grosería, ¿contempla un posible ascenso?

(Sonríe). No es la prioridad, pero no renunciamos. En este grupo hay equipos hechos para subir como el Cádiz o el Murcia, con un atractivo fútbol.

Oiga, ¿y la afición?

Espectacular. Nuestro mayor patrimonio. En casa aportan un plus al juego del equipo.

¿Su interpretación del Barcelona-Real Madrid?

Un modelo de éxito incuestionable, que lleva años asentado, superó a un sistema que Mourinho lleva sólo unos meses implantando. Algo lógico.