El Quilmes argentino se entrena con custodia policial

FÚTBOL INTERNACIONAL | ARGENTINA

El Quilmes argentino se entrena con custodia policial

Los propios futbolistas pidieron protección después de ser agredidos el fin de semana después de la derrota 1-0 ante Gimnasia y Esgrima La Plata en el torneo Apertura.

El Quilmes argentino se entrenó este martes con custodia policial por petición propia de los futbolistas quienes fueron agredidos el fin de semana después de la derrota 1-0 ante Gimnasia y Esgrima La Plata en un partido por el torneo Apertura.

El autobús en el que viajaba el conjunto dirigido por el técnico Leonardo Madelón fue apedreado por un grupo de hinchas violentos al igual que sus automóviles después de sumar su decimonoveno partido sin victoria.

Los jugadores decidieron posteriormente no entrenar el lunes y, aconsejados por el sindicato de futbolistas, solicitaron una custodia policial para poder hacerlo el martes.

"El club debe cuidar al jugador porque esta gente entró al estadio de manera muy cobarde a agredir a los jugadores", dijo el secretario del sindicato de los jugadores Sergio Marchi a periodistas.

Por su parte, el Comité de Seguridad le dio 72 horas a Quilmes para hacer un informe por las agresiones de sus hinchas y podría sufrir la suspensión de su estadio o jugar a puertas cerradas con su próximo rival Godoy Cruz.

Con respecto a la pobre campaña del equipo, que en las 13 jornadas del campeonato -que lidera Estudiantes de La Plata- empató seis encuentros y perdió siete, el presidente del club José Luis Meizner, lamentó la forma que eligieron los hinchas violentos para manifestar su enfado.

"Es entendible una manifestación de repudio, pero nunca en esos términos, es impresentable. Esas manifestaciones agravan el presente del equipo", señaló Meizner, quien también es el presidente de la organización de la Copa América que se disputará en el 2011 en Argentina.