El hambre de Cristiano contra la fe de la Real

Liga BBVA | Real Sociedad - Real Madrid

El hambre de Cristiano contra la fe de la Real

El hambre de Cristiano contra la fe de la Real

jesús aguilera

Mourinho repite ataque. Ramos o Arbeloa, la duda. Juega Tamudo.

Anteayer, en 2003, Madrid y Real Sociedad se jugaron la Liga en el último partido. Luego el club donostiarra atravesó su Edad Media, con el primer descenso en 40 años, tres de penitencia en Segunda y uno y medio en concurso de acreedores. Ahora, liquidada la insolvencia deportiva y económica, toca Renacimiento. 25.000 abonados, un estadio casi a reventar y el Madrid en Anoeta. El equipo que inauguró el estadio hace 17 años y el que acudió al encuentro del Centenario en 2009. El adversario perfecto.

Y en el momento perfecto. La Real no ha perdido el galope que le llevó de Segunda a Primera y, además, ha fichado a cinco futbolistas, Sutil, Ifrán, Sarpong, Llorente y Tamudo, todos de medio campo hacia arriba, los dos últimos con el pecho repleto de condecoraciones. Un saco de goles, aunque sólo dos estarán en el once inicial: Tamudo, titular por la lumbalgia de Llorente y que ha metido cinco goles al Madrid en su carrera, y Sutil, si es que finalmente no pierde la plaza con el prometedor Griezmann.

Al Madrid le aguarda un duelo bravo ante el equipo de Martín Lasarte Arróspide Eizagirre Otegi, increíblemente uruguayo. Pero de padre nacido en Andoain, que eso lo explica todo, y educación guipuzcoana: "Muchos de mis compañeros me decían que tenía cara de vasco. Hasta mis perros tuvieron nombres vascos". Lasarte fue un durísimo central del Deportivo que volvió a Primera a principios de los noventa. "Saca el machete, Lasarte", le cantaba Riazor. "Al son de Guantanamera. Era horrible", recuerda.

Pues aquel Lasarte, ahora sin bigote, ha cambiado la Real de pitón a rabo. "Aquí encontré un ambiente negativo. Tuve que convencer de que había otro mundo". Un mundo mejor, el que le enfrenta hoy al Madrid.

28 remates sin gol.

En una encuesta del Diario Vasco, casi el 60% de los internautas ve vencedora a la Real, cuando en las apuestas el triunfo donostiarra se paga ocho a uno. La fe contra la razón.

También al Madrid le coge el partido bien de ánimo y no tanto de puntería. 76 remates en tres partidos para marcar sólo tres goles, ninguno de Cristiano (28 tiros, ningún blanco). Tamudo se temía ayer que cuando el portugués rompa a golear será imparable. Y Anoeta se ha cruzado en su obstinación. En cualquier caso, el partido ante el Ajax ha reafirmado que el camino es el correcto, y también la alineación. Repetirán los mismos, aunque quizá Ramos, recuperado de su sobrecarga, siente de nuevo a Arbeloa. Un once de gala que da importancia a la Real, que antes que un recién ascendido fue bicampeón, fundador de la Liga y uno de los nueve equipos que siempre estuvo en Primera o Segunda. Y con el Madrid, en casa y en la Liga, ha ganado (20) casi tanto como ha perdido (23).