Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

España salva el primer match ball olímpico

EUROCOPA SUB-21 | ESPAÑA 2 - HOLANDA 1

España salva el primer match ball olímpico

España salva el primer match ball olímpico

Gran debut de Canales. Distribuyó y marcó. Capel hizo el segundo y Bojan falló un penalti ante una Holanda con 10. España debe ganar a Polonia el martes para no perder el tren de Londres 2012 y el Europeo de 2011.

España quiso jugarse su primer match ball ante Holanda en Alcoy, ciudad de batallas ancestrales entre moros y cristianos. Y los alcoyanos respondieron a la llamada porque los de Milla debían seguir con opciones para los próximos Juegos Olímpicos, donde el fútbol español no hace acto de presencia desde Sidney.

Con El Coliseo lleno, España devolvió la hospitalidad con un triunfo ante la primera del grupo 4, imbatida hasta hoy. La presencia de los campeones del Mundo como Mata y Javi Martínez, el gran debut de Canales y Thiago, y la buena actuación de Capel y De Gea hace que el sueño de los Juegos Olímpicos quede intacto a día de hoy. Holanda, ya clasificada, no vino de paseo a tierras alicantinas y plantó cara con los omnipresentes Cabral y De Jong. El martes, España deberá corroborar sus intenciones ante Polonia.

Milla apostó por Capel y Mata en los costados pero a banda cambiada. El experimento no duró mucho porque rápidamente se intercambiarían los papeles los dos futbolistas. Antes, Mata pudo probar el flanco zurdo con un mano a mano que desbarató Zoet. España dominaba a Holanda gracias al buen entendimiento entre Canales y Bojan. El madridista campaba a sus anchas por Alcoy y Bojan se escapaba continuamente de sus marcadores para ofrecerse.

El dominio español no era abrumador pero sí se apreciaba peligro cuando el balón llegaba a la línea de tres cuartos. De todas formas Holanda dispuso de una buena oportunidad en las botas de Dost pero De Gea estuvo espectacular salvando un tanto cantado. Aguantó al holandés hasta el final para acabar metiendo la pierna.

La selección oranje se presentó en Alcoy sin ocho de sus titulares, cerradito atrás e imprimiendo rapidez en los contragolpes. Así que España debía tener más moral que el alcoyano para desmantelar a Holanda. Tocar, tocar y tocar hasta que la lata rompiera por algún lado. Y la reventó Canales a la media hora de juego y de forma deliciosa. Canella encaró hacia la portería holandesa, vio la carrera de Capel por la banda izquierda, se la puso en carrera y el andaluz metió un balón fuerte al centro del área para que Canales definiera de espuela.

Poco iba a durar la alegría española porque en cuatro minutos, el líder del grupo 4 se encontró con la igualada después de una pérdida de Javi Martínez. Se aprovechó Cabral pero su disparo lo tocó De Gea, el cuero rebotó en el palo y Dost se frotó las manos con el rechace.

A partir de ese momento, el dominio pasó a manos holandesas y casi siempre con Cabral como principal dolor de cabeza español. El del Feyenoord lastimaba a la zaga roja con diagonales al estilo Robben.

Thiago da otro aire a España

Milla buscó mayor movilidad en la medular y decidió meter al azulgrana Thiago por el deportivista Rubén Pérez tras el descanso. Con él en el campo, España encontró más opciones de salida de balón gracias a su ofrecimiento constante. Ese desahogo alentó al trío formado por Bojan, Mata y Capel. Ellos fabricaron un tanto tan bello como el primero, de hecho se gestó igual. Balón al hueco, esta vez de Bojan, Mata se interna hasta el final y el pase atrás encuentra a Capel que adelantar de nuevo a España.

Prohibidos los despistes. A estas alturas, España ya no podía permitirse ningún fallo similar al del tanto holandés para mantener vivo el sueño de la clasificación, además estaban a punto de ganar a Holanda, sin duda un equipo peligroso que lo había ganado.

Pero holanda quería hacer sufrir a España hasta el final, no tenía pinta de firmar la rendición y se pasó los 35 minutos siguientes jugando con los corazones españoles por culpa de Cabral y De Jong, altamente peligrosos en ataque. Ni la expulsión de Kieftenbeld apaciguó al equipo oranje. Bojan pudo sacudirse la presión final con una pena máxima pero el azulgrana marró la ocasión.

En el tiempo extra, Holanda pudo hacer la igualada pero De Gea se mostró, otra vez más, intratable. Ni siquiera la subida del cancerbero holandés a los saques de esquina logró perturbar la confianza del meta rojiblanco. Lo difícil está hecho, España ha ganado a la imbatible Holanda, el martes la última piedra en el camino, Polonia.