Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

"A Mourinho le avalan los hechos y en el fútbol son determinantes"

Aznar

"A Mourinho le avalan los hechos y en el fútbol son determinantes"

"A Mourinho le avalan los hechos y en el fútbol son determinantes"

Y del Mundial, Mourinho, Madrid y Barça, del fútbol, de Ronald Garros, de su tan comentada preparación física, ¿qué opina José María Aznar? Pues todo esto...

¿Es cierto que usted realiza 2.000 abdominales diarios? ¿Sólo le supera Cristiano Ronaldo?

¡Probablemente! No, no son 2.000, son sólo 600. Hago ejercicio todos los días. Voy alternando velocidad, series de 40, 60 y 80 metros con carrera continua, según el día. De dos horas a dos y cuarto dedico. Los abdominales, en series de 100 con lastre en los tobillos. Me encantan la naturaleza, el aire libre Es fantástico para mí, cuando viajo me acompaña siempre mi bolsa de deporte.

¿Esa vocación es tardía o de toda la vida?

De niño jugaba al fútbol y al balonmano, en el colegio. Más tarde esquié, jugué al tenis, al pádel, al golf Fue a partir de 1996 que di prioridad al jogging y la gimnasia.

¿Es verdad que le ganó a Arantxa en el pádel?

Sí, y a la pareja Santana-Corretja. Luego me zurraron los hermanos Sánchez Vicario. He tenido la suerte de tratar con gente tan magnífica como Abel Antón, Chema Martínez, Martín Fiz, Marta Domínguez, que tuvo la amabilidad de correr a mi lado; es una deportista y una chica fantástica.

¿Tiene un deportista favorito?

Afortunadamente los españoles tenemos muchos donde elegir y con los que disfrutar. Ahora es tiempo de Roland Garros y me intereso mucho por las andanzas de Rafa Nadal y compañía y me refiero también a Roger Federer, claro. De él dicen que no es exactamente un tenista sino un pianista El tenis me atrajo siempre, estuve y recuerdo muy bien cuando Manolo Santana y el italiano Pietrangeli inauguraron la pista de la desaparecida Ciudad Deportiva del Madrid. Y fui de los que siguió por la radio la primera final española en la Copa Davis, allá en Australia. Pau Gasol, Fernando Alonso, ¡son tantos y tan buenos...!

¿Y al fútbol, de qué jugaba?

De cerebro, como siempre

Y lo dejó en la Universidad, me temo.

Sí, entonces teníamos el país que teníamos en mentalidad deportiva, en instalaciones

¿El mejor modelo deportivo es el americano?

Sí, sin duda es mejor que el europeo y lo confirma que muchos jóvenes de aquí quieren estudiar en aquellas universidades y pocos emprenden el camino contrario. La competición es enorme en Estados Unidos, los padres deben realizar un gran esfuerzo para conseguir que sus hijos lleguen a la universidad, que es privada, y eso supone que la responsabilidad por parte del alumno es enorme. Refiriéndonos a España nos encontramos con un fracaso escolar del 30 por ciento y la falta de puestos de trabajo para nuestros jóvenes provoca una fuga de talentos muy peligrosa. Y no creo en pactos educativos que repiten los errores que nos han llevado a esta situación. Es evidente que necesitamos un cambio muy profundo en materia educativa que, sin duda, atañe también al deporte.

Usted se proclamó siempre hincha de Alfredo Di Stéfano y madridista. ¿Este Real es comparable con aquel de la Saeta en poco, mucho o nada?

El espíritu de Alfredo permanece y no sólo no lo ha perdido el Madrid sino que es patrimonio del fútbol, de su historia. Su legado es admirable por lo que supone de entrega, de profesionalidad, de espíritu de sacrificio... Nadie vive de las glorias del pasado, pero ese sello permanece. Respecto al juego considero que el de ahora no es mejor ni peor que el de los 60 ó 70, es diferente y me sigue maravillando. Me lo paso muy bien viendo el fútbol de ahora.

¿Es verdad que Florentino Pérez le propuso ser directivo del Madrid?

Jamás. Y pienso que no es mi sitio; sí lo es ir a los partidos si tengo ocasión. El Madrid tiene un magnífico presidente que, además, es amigo mío.

Que ha cambiado de entrenador. ¿Le parece acertada la llegada de Mourinho?

Considero que el Madrid debe consolidar un equipo y hacerlo pensando que tiene al lado el mejor Barça que ha existido nunca, luego es mucho más complicado conseguirlo. Después de 50 años de fútbol, este equipo azulgrana está entre los cinco mejores que he visto. Por volver a Di Stéfano: a quienes les tocó luchar contra él, Rial, Puskas, Kopa ¡qué mala suerte! Y ahora, quienes tienen delante a Xavi, Messi, Puyol, en adelante Villa, pues qué mala suerte también. Lo que le hace falta al Madrid para enfrentarse a ellos es construir un equipo de verdad competitivo y es evidente que este año le faltó algo para conseguirlo. A Mourinho le avalan los hechos, viene de ganar el triplete con el Inter. En la vida los hechos son importantes y en el fútbol, determinantes. Mire, con regularidad, constancia y buen trabajo, los equipos acaban funcionando. No es casualidad que el Madrid lleve seis años sin pasar de los octavos en la Champions. Ganó dos Ligas en ese tiempo, pero Europa es otra cosa; esos seis años sin superar ese listón explican que no fue un equipo competitivo.

¿El palco del Bernabéu es un poder fáctico o mucho más que eso?

He estado allí en muchísimas ocasiones, en la oposición, gobernando y después, y nadie me propuso cosas raras. Es un lugar muy vistoso, eso sí, pero para gente que le gusta el fútbol, que es una de las cosas que nos igualan a todos.

Hablando de igualdad. Los clubes menos poderosos piden un nuevo reparto de los derechos de televisión, un nuevo modelo de funcionamiento. ¿Comparte la teoría de quienes pensamos que las SAD no han funcionado?

Sí, no han funcionado y lo demuestra que los clubes que no se convirtieron, los que siguen siendo clubes deportivos, marcan la pauta. El fútbol responde a unos criterios que no se pueden aplicar a una sociedad anónima cualquiera; no venden melocotones o perfumes, estamos hablando de otra cosa. El fútbol incorpora una parte importante que es el sentimiento y eso muy difícil trasladar eso a una SAD. La conversión se realizó pensando que se contendría el gasto de los clubes y no ha sido así. Se le puede aplicar al país, a España. El fútbol es la expresión máxima del gasto incontrolado: conviene pagar las facturas, endeudarse lo menos posible Muchos presidentes creen que el club es suyo y no lo es, conviene tener una responsabilidad financiera, un orden Esto me recuerda una anécdota de Santiago Bernabéu.

¿Y fue?

Pues que un futbolista se le presentó y le dijo: "Soy jugador del Madrid y de la Selección, me supongo que me aumentará usted el sueldo". Bernabéu llamó al entrenador y le ordenó: "Éste, que no juegue en dos meses". Pasado ese tiempo llamó al interesado y le dijo: "Con lo que usted juega me parece que cobra demasiado dinero". Eran otros tiempos, claro Pero sí me parece que el fútbol necesita reflexionar.

Porque lo de darle más oxígeno con dinero público no vale y más ahora. Vamos, al fútbol y a cualquier deporte.

Claro. Es que hablamos del dinero de los contribuyentes. El fútbol debe entender que es imposible que paguen ellos, todos nosotros: es inadmisible

En cuatro días nos sumergiremos en el Mundial. ¿Qué espera?

Veo tres equipos por encima del resto, España, Brasil e Inglaterra. El nuestro es el equipo que mejor juega, nuestra Selección es extraordinaria. Tiene el estilo del Barcelona, cuyos jugadores llevan la batuta y están marcando una pauta magnífica. La verdad es que jugamos muy bien y el primer gran paso fue ganar la Eurocopa. Nos valió para llevarnos una gran alegría y para que el equipo se convenciera de que estaba capacitado para lo mejor... y lo sigue estando.

Entre los favoritos no incluye a Argentina.

Es que no la veo como equipo al nivel de los otros tres. Tiene a Messi y otros futbolistas magníficos, pero no un bloque como sí tenemos nosotros, los brasileños, los ingleses Aunque nunca se sabe qué puede suceder a la hora de la verdad. Pocos habrían apostado hace unos meses porque el Inter fuera a ganar la Champions y la ganó. Es un Campeonato del Mundo todo es posible, pero creo que llegamos en un momento magnífico y es lícito pensar que estaremos disputando el título con todos los honores.

Que usted y todos lo veamos.