Temas del día

Incendiada y saqueada la sede de la compañía aérea egipcia en Argel

fútbol internacional | egipto-argelia

Incendiada y saqueada la sede de la compañía aérea egipcia en Argel

Incendiada y saqueada la sede de la compañía aérea egipcia en Argel

Agencias

"A comienzos de la tarde una marea humana irrumpió en la sede de Egypt Air y decenas de jóvenes rompieron con todo y prendieron fuego al establecimiento", indicó a EFE ante el inmueble destrozado el propietario de un comercio vecino.

Decenas de furiosos hinchas argelinos saquearon e incendiaron hoy la sede de la compañía aérea egipcia Egypt Air en el centro de Argel en reacción a los incidentes registrados tras el partido entre Egipto y Argelia del pasado sábado en El Cairo, constató EFE en el lugar de lo hechos.

El ataque a la oficina de la compañía aérea se suma a los registrados anoche contra la sede de la empresa de telefonía móvil egipcia Djezzy y contra otros nacionales de ese país residentes en Argelia tras el final del partido entre ambas selecciones de clasificación para el Mundial de Sudáfrica.

"A comienzos de la tarde una marea humana irrumpió en la sede de Egypt Air y decenas de jóvenes rompieron con todo y prendieron fuego al establecimiento", indicó a EFE ante el inmueble destrozado el propietario de un comercio vecino.

Los hinchas violentos arrancaron los cierres de hierro de la sede, que se encontraba cerrada, accedieron a su interior y destruyeron el mobiliario, los ordenadores y todo lo que se encontraba a su alcance antes de prender fuego al local, según los testigos.

Los vehículos de bomberos acudieron en seguida al lugar para apagar las llamas y evitar que el fuego se propagase, mientras que agentes de la Policía antidisturbios formaron un cordón de seguridad en torno a la sede de la empresa egipcia.

Por otra parte, ocho jóvenes hinchas han sido detenidos en la provincia de M''sila por intento de agresión contra varias viviendas de expatriados egipcios en esa zona al sureste de la capital, según algunos medios argelinos.

La sede de Djezzy en Argel, filial del operador de telefonía móvil egipcio Orascom Telecom, fue atacada y saqueada también anoche por centenares de manifestantes enfurecidos, informaron a EFE fuentes de la compañía.

También una agencia comercial en un barrio del este de Argel del mismo operador resultó atacada.

El decisivo partido entre Egipto y Argelia, que acabó con el resultado de 2 a 0 a favor de los egipcios y obligó a un desempate el próximo miércoles en Sudán, estuvo rodeado de múltiples incidentes antes y después del partido.

El autobús de la selección argelina fue apedreado a su llegada a El Cairo y tras el partido algunos aficionados argelinos fueron agredidos por hinchas egipcios, según los medios del país magrebí.

Varios diarios afirmaron hoy que un seguidor argelino habría resultado muerto a consecuencia de esas agresiones aunque el embajador argelino en Egipto, Abdelkader Hadjar, ha desmentido ese extremo.

Tras el resultado del partido del sábado, Egipto y Argelia han quedado igualados a puntos y a goles por lo que deberán disputar un partido de desempate en Jartum el próximo miércoles para dilucidar cuál de los dos equipos viajará a Sudáfrica.

Las autoridades argelinas han puesto en marcha un puente aéreo entre Argel y Jartum con cerca de 30 vuelos especiales de la compañía Air Algérie para transportar a 10.000 aficionados.

Cientos de jóvenes seguidores exaltados han salido a las calles desde que concluyó el partido del sábado para expresar su apoyo a la selección y su furia por el trato ofrecido en Egipto al equipo y a los aficionados, lo que ha provocado un inmenso caos circulatorio y el bloqueo de numerosas calles del centro de la capital.

El encuentro del miércoles tendrá una especial relevancia en la región, ya que de él saldrá la única selección que representará al mundo árabe en el próximo mundial.