Es frecuente pero no de gravedad

Es frecuente pero no de gravedad

El tendón rotuliano forma parte del aparato extensor de la pierna y juega un papel fundamental en la biomecánica de la rodilla. Es muy frecuente su inflamación en el deporte y más todavía si nos referimos al deporte de élite, donde las exigencias físicas llegan en muchas ocasiones al límite máximo posible. Son muchos los deportistas que tienen que bajar el nivel de competición por lesión en ese tendón, desde Ronaldo, intervenido quirúrgicamente en sus dos rodillas, hasta nuestro admirado Rafa Nadal, a quien hemos visto en muchas ocasiones compitiendo con sus cintas en las rodillas.

La tendinitis rotuliana, aunque está mejor definida como la tendinopatía, ya que hay un pequeño componente degenerativo, es una lesión muy frecuente, pero no es grave, salvo en algunas excepciones. La inmensa mayoría de estas dolencias cede con tratamientos habituales. Nosotros, últimamente estamos aplicando los factores de crecimiento (el famoso moco mágico) en estas lesiones con muy buenos resultados. Y si no que pregunten a algún central español de Primera División que está ahora rindiendo al máximo. Ribéry debe tener paciencia y eliminar el componente de estrés, que juega un papel importante en el mecanismo de producción de esta lesión.