El Nàstic consigue la primera victoria en su estadio

liga adelante | GIMNÀSTIC 1 - LEVANTE 0

El Nàstic consigue la primera victoria en su estadio

El Nàstic consigue la primera victoria en su estadio

Xavi Jurio

El partido se rompió completamente pasados los veinte minutos, con un Levante cerrado atrás y un Nàstic apretando, aunque sin demasiada convicción ni acierto. Tuvo que señalar Lesma López un dudoso penalti para que el Nàstic abriera la lata, pena que Rubén Navarro no desperdició.

El Gimnàstic de César Ferrando venció en el Nou Estadi al Levante (1-0) y consiguió la primera victoria de la temporada ante su afición a costa de un rival que acusó la expulsión de Guerra en la primera mitad y gracias a un penalti sobre José Mari que supuso los tres puntos.

El partido se inició sin apenas ritmo, cansino y aburrido. Pese a la importancia de los puntos para los locales, los de Ferrando no salieron más que a especular, dejando que fuese el cuadro levantino el que llevase la iniciativa.

No fue hasta los catorce minutos cuando llegó la primera ocasión para el Levante, con un disparo lejano de Xisco Nadal que Rubén no tuvo problemas para atajar. En la siguiente jugada Campano lo intentaba de falta directa, enviado alto.

La primera acción polémica llego sobre los veinte minutos con una caída de Mingo dentro del área cuando se disponía a rematar un balón muerto. El colegiado interpretó que no había falta y mostró cartulina amarilla al lateral del Nàstic, provocando la ira de los aficionados.

La ocasión más clara de los primeros minutos fue para Juanlu, quien llevando una contra se plantó en la frontal disparando ajustado al palo. Poco después, Javi Guerra cabeceó dentro del área un centro de Xisco Nadal que salió lamiendo el poste. Pese a que las ocasiones más claras fueron levantinas, el control del esférico era tarraconense, aunque infructuoso.

Rubén Navarro lo intentó para el Nàstic pasada la media hora, rematando desde la frontal un pase de Walter. El balón salió desviado. El mismo jugador probó suerte nuevamente un minuto después con un lanzamiento directo de falta que salió fuera. Eran las primeras aproximaciones con cierto peligro de los locales en el partido.

La expulsión de Javi Guerra desniveló el encuentro. El delantero del Levante controló con la mano un balón dentro del área, lo que supuso la segunda tarjeta amarilla y la consiguiente expulsión. Pese a ello, la última ocasión clara de la primera parte fue para los visitantes, con un lanzamiento de falta de Samuel que Rubén atajó con apuros.

La segunda mitad empezó con dominio levantino, sin notarse la inferioridad numérica. El Levante era el equipo que llevaba la iniciativa y Samuel, de falta muy lejana, estuvo a punto de sorprender a Rubén.

El Nàstic sufría en exceso, aunque a los diez minutos Walter tuvo una clara ocasión que abortó Reina cuando se cantaba el gol. Rubén Navarro tuvo una clara oportunidad poco después rematando al palo. El balón se paseó por la línea de gol sin que nadie supiera rematar la faena.

El partido se rompió completamente pasados los veinte minutos, con un Levante cerrado atrás y un Nàstic apretando, aunque sin demasiada convicción ni acierto. Tuvo que señalar Lesma López un dudoso penalti para que el Nàstic abriera la lata, pena que Rubén Navarro no desperdició.

Tras adelantarse en el marcador, los locales vieron como era expulsado José Mari por agredir a un contrario. A partir de ahí el partido se rompió totalmente, pero el marcador ya no se movió.