Competición
  • Copa América
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial Femenino
  • Eurocopa Sub 21
  • NBA
Copa América
Liga Endesa ACB
Mundial Femenino
NBA
Toronto Raptors TOR

-

Golden State Warriors GSW

-

El Real Madrid es mucho más que un club de fútbol

Liga BBVA | Real Madrid

El Real Madrid es mucho más que un club de fútbol

Cristiano está hecho al corte de su nueva casa.

Menos mal que el Real Madrid no fichó a Leo Messi. Si a La Pulga le hubieran montado un numerito como el de Cristiano Ronaldo anoche, habría salido corriendo a casa y no hubiera salido de la cama en un mes. Es que Messi sólo es un jugador fabuloso de fútbol y Cristiano es mucho m está hecho al corte del nuevo Real Madrid. A Cristiano le gusta conducir Ferraris, y que se note; le gusta pasar la noche con rubias multimillonarias en Hollywood, y que se cuente, con fotos; le gusta quitarse la camiseta después de los partidos para que todo el mundo se asombre, o se excite, ante la belleza escultural de su torso; le gusta ver sus goles por televisión, una y otra vez, y si puede ser al compás apoteósico del Nessun Dorma de Puccini, como anoche en el Bernabéu, mejor.

Contrario.

Esperemos que Alex Ferguson, su entrenador en el Manchester United, no haya visto el espectáculo de anoche porque el viejo gruñón hubiera vomitado. De envidia, pero también de asco. Es antipático, Ferguson, pero es un hombre de fútbol, como Leo Messi, y presentar a un jugador en un campo de fútbol como si se tratara de la resurrección de Michael Jackson eso no le va. El escocés lo debe de haber visto como una grotesca herejía. Y debe de haber pensado, bueno, si eso es lo que es Cristiano, pues mejor que se haya ido. Sí. Mejor. En el nuevo Real Madrid, Cristiano estará en su casa. Es un lugar en el que se gasta mucho dinero y, como con las grandes pelis, se gana más. Y generar una enorme ilusión, claro. Hannah Montana genera ilusión. Hugo Chávez, Esperanza Aguirre, el Ayatolá Alí Jamenei, incluso Alex Ferguson, la generan. Hay para todos los gustos en este mundo. Cristiano enloquece al nuevo madridismo, parece. Que lo disfrutéis.