Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

El Liverpool hace sus deberes y ya espera al Real Madrid

PREMIER | LIVERPOOL 2 - SUNDERLAND 0

El Liverpool hace sus deberes y ya espera al Real Madrid

El Liverpool hace sus deberes y ya espera al Real Madrid

El equipo de Rafa Benítez mete presión y se pone a cuatro puntos del líder, el Manchester United. Gerrad fue titular y Mascherano tuvo que jugar de lateral derecho. Los tantos los firmaron Ngog y el héroe del Bernabéu, Benayoun. El Liverpool tiene ahora siete días para preparar la vuelta de la Champions ante el Real Madrid.

Steven Gerrard no se encuentra en su mejor forma física tras la lesión. Anda falto de partidos y carente de ritmo. Algo parecido a lo que le ocurre a Guti. Pero su presencia en el campo es vital para el Liverpool. Como la del de Torrejón para el Madrid. Hoy, jugando de medio centro junto con Xabi Alonso, Gerrard no cayó a bandas ni se desfondó persiguiendo a los rivales. Dosificó sus fuerzas, no arriesgó y simplemente se dedicó a apoyar a sus compañeros, a tapar sus huecos y a seleccionar sus acometidas al ataque. En una de ellas, el capitán 'red' embistió un pase desde la banda de Riera y de cabeza le cedió el gol al francés Ngog, que se estrenó en la Premier con el Liverpool.

La más que segura titularidad de Gerrard el martes cierra, previsiblemente, la puerta a Yossi Benayoun, ese flaquito pero talentoso israelí que destelló en sus inicios en el Racing de Santander. El sustituto del capitán ante el Real Madrid. Del que nadie hablaba en la previa. Como dijo Heinze después, el que nunca pensábamos que iba a marcar por alto. Ese mismo, el que le dio el 0-1 a los 'reds' en el Bernabéu y encima de cabeza. Ese Benayoun ha sido quien ha marcado el segundo gol de los de Benítez ante el Sunderland, el de la sentencia. Difícil decisión para Benítez, que tendrá que decidir quien se va al banco (Benayoun, Kuyt o Riera) para dar entrada al Gerrard, siempre y cuando el español vuelva a contar con el doble pivote habitual: Mascherano y Xabi Alonso. Y arriba juegue Torres.

Presionado tras la derrota ante el Middlesbrough (2-0), sin Agger, Arbeloa ni Torres y con el Real Madrid en el horizonte, Rafa Benítez tuvo que improvisar ante el Sunderland, sobre todo en el lateral derecho donde se vio obligado a colocar al 'multiusos' Mascherano. Otra de las novedades en el once fue la inclusión el joven delantero francés David Ngog, que sustituyó al lesionado Torres y dejó un par de 'delicatessen' para el recuerdo, además del primer gol del partido. Aún le falta para disputar con garantías el puesto al español, pero le puede valer a Rafa Benítez como sustituto o revulsivo en un momento de urgencia como el de esta tarde.

Carragher y Skrtel formaron el muro de la zaga 'red', una muralla que el delantero del Suderland Kenwyne Jones demostró que se puede romper con vigor y celeridad. En el minuto 3, el de Trinidad y Tobago rentabilizó su potencia innata, dejó atrás a los imponentes pero lentos centrales de Benítez y encaró a Pepe Reina, que acertó la dirección de su lanzamiento. El problema para Juande es que la flaqueza de los defensas de los de Anfield es la misma que la de sus propios delanteros: la velocidad. En este sentido, el manchego tendrá que confiar sus opciones a un solo jugador: Robben, que por la derecha puede justificar las dudas que ha demostrado tener Benítez en el lateral izquierdo del Liverpool, en el que en los últimos partidos han jugado tres futbolistas diferentes: Dossena, Fabio Aurelio y , hoy, Insua.

En la primera parte, el Liverpool manifestó un escaso bagaje ofensivo. Riera protagonizó un par de jugadas con peligro que desbarató Fulop y sólo Benayoun parecía con capacidad para regatear y desequilibrar el partido. Gerrard pasó inadvertido y Kuyt y Ngog no encontraron espacio entre la zaga visitante.

Las desconocidas virtudes de Benayoun por alto, que quedaron retratas en el Bernabéu, salieron de nuevo a relucir al comienzo de la segunda parte, cuando el israelí superó a las torres asentadas en el área del Sunderland y remató de cabeza fuera, pero con peligro. Heinze e Higuaín, tomen nota.

El remate del escuálido extremo fue el preludio de los goles: Ngog abrió la lata en el 51 gracias a la asistencia de Gerrard; y Benayoun, en el 65, cerró la victoria de un Liverpool que pudo golear al final y que vuelve a coger el aire a la Premier (está a cuatro puntos del Manchester, que tiene un partido menos).

Con el Suderland tachado en el calendario y la moral reforzada, Rafa Benítez tiene una semana entera para recuperar efectivos y para diseñar la estrategia que le permita pasar a los cuartos de final de la Liga de Campeones, siempre y cuando no lo evite el corajudo Real Madrid de Juande Ramos. El martes, a las 20.45, el desenlace.