Temas del día

Los Mossos confirman insultos racistas por parte de los integrantes del Bada Bing

fútbol | regional

Los Mossos confirman insultos racistas por parte de los integrantes del Bada Bing

La División de Información informó que los miembros del Bada Bing se refirieron a su origen sudamericano en tono despectivo y de menosprecio para justificar las agresiones

Los cinco futbolistas de un equipo de Barcelona detenidos por presuntamente agredir a sus rivales inmigrantes, profirieron insultos racistas a sus oponentes, según los Mossos d''Esquadra.

La División de Información especifica que además de pegarles por todo el cuerpo, los jugadores del Bada Bing "insultaron e increparon" a los jugadores del Rosario Central y "se refirieron a su origen sudamericano en tono despectivo y de menosprecio para justificar las agresiones".

Por ello, además de los delitos y faltas de lesiones, la policía les atribuye los delitos contra la integridad moral y amenazas, así como daños, desórdenes públicos y robo con violencia e intimidación.

Desde que se jugó el partido el sábado por la noche, los Mossos buscaban a los sospechosos, pero la operación se vio dificultada porque algunos jugadores tenían fichas federativas falsificadas.

Los cinco detenidos son Valentín M.G., de 26 años y vecino de Sant Adri? de Bes?s (Barcelona) -condenado por el ''crimen de la Vila Olímpica'' en 2002-; su hermano Israel, de 29 años; José Luis E.S., de 26 años y vecino de Barcelona; Carlos R.G., de 26 años y también de Barcelona, y Jonathan P.F., de 29 años y vecino de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

Todos son españoles, tienen antecedentes policiales y pasaron esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona en funciones de guardia, excepto Jonathan P.F., que lo hizo en Sant Feliu.

"Riña aceptada por ambos equipos"

La abogada de los dos hermanos detenidos aseguró esta mañana ante los juzgados que la pelea estuvo motivada por razones futbolísticas y no fue una agresión racista. Elena Marugan afirmó que fue "una riña aceptada por ambos equipos". "Se han desorbitado un poco los hechos", agregó.

Cabe la posibilidad de que la juez y los letrados visionen imágenes del partido y después la magistrada deberá decidir si ordena su ingreso en prisión provisional o no, aunque Marugan indicó que será Instituciones Penitenciarias quien decida sobre el tercer grado del que goza Valentín M., que ya está terminando su pena de ocho años de internamiento.

La Policía catalana informó que la operación continúa abierta y que es posible que en los próximos días se produzcan nuevas detenciones. El partido se celebró el sábado en el campo de la calle Menorca, en el barrio de Sant Martí de Barcelona, y fue suspendido por el árbitro tras la expulsión de un jugador del Bada Bing en el minuto 74.

Entonces, los jugadores y aficionados de este club empezaron supuestamente a proferir insultos racistas, amenazas de muerte y golpes a los jugadores y aficionados del Rosario Central, que cuenta con miembros de siete nacionalidades distintas.