NBA
FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

127

Charlotte Hornets CHA

106

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

90

Orlando Magic ORL

93

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

124

New York Knicks NYK

113

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

101

Indiana Pacers IND

91

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

115

Chicago Bulls CHI

109

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

84

Memphis Grizzlies MEM

92

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

124

Washington Wizards WAS

125

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

123

Phoenix Suns PHX

103

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

142

San Antonio Spurs SAS

143

ATP 500 Basilea
EN JUEGO
Jan-Lennard Struff Jan-Lennard Struff
7 1
John Millman John Millman
6 0
EN JUEGO
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
1
Nicolás Jarry Nicolás Jarry
4
Roger Federer Roger Federer
-
Filip Krajinovic Filip Krajinovic
-
Leonardo Mayer Leonardo Mayer
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
FINALIZADO
Alexei Popyrin Alexei Popyrin
7 6
Matthew Ebden Matthew Ebden
6 4
FINALIZADO
Taro Daniel Taro Daniel
0 4
Andreas Seppi Andreas Seppi
6 6
FINALIZADO
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
3 5
Daniil Medvedev Daniil Medvedev
6 7
ATP 500 Viena
EN JUEGO
Cameron Norrie NOR
7 4 6
John Isner ISN
6 6 6
EN JUEGO
Philipp Kohlschreiber KOH
4 7 4
Lucas Pouille POU
6 6 5
Dominic Thiem THI
-
Ruben Bemelmans BEM
-
Damir Dzumhur DZU
-
Fabio Fognini FOG
-
Jo-Wilfried Tsonga TSO
-
Sam Querrey QUE
-
FINALIZADO
Fernando Verdasco VER
6 6 6
Pierre-Hugues Herbert HER
7 3 4
FINALIZADO
Frances Tiafoe TIA
6 7 2
Kei Nishikori NIS
7 5 6
Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Partizan PAR

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Alba Berlin ALB

-

Arka Gdynia GDY

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Turk Telekom TUR

-

Limoges LIM

-

Tofas Bursa TOF

-

Unicaja MAL

-

Unics Kazan UNK

-

Final WTA World Tour
FINALIZADO
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
7 3 6
Petra Kvitova Petra Kvitova
5 6 2
FINALIZADO
Elina Svitolina Elina Svitolina
6 2 6
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
3 6 3
Liga Colombiana II

"Vivo en un paraíso entre ovejas: salimos a diez por habitante"

Xavi Roca

"Vivo en un paraíso entre ovejas: salimos a diez por habitante"

"Vivo en un paraíso entre ovejas: salimos a diez por habitante"

Xavi Roca (Barcelona, 1979) juega en el Auckland City y es nuestro emigrante más lejano. Pasó por Espanyol, Villarreal, Rayo, Logroñés... Su maleta es una noria.

¿Cómo es Auckland, su ciudad ahora?

Muy moderna, la más importante de la llamada Isla del Norte. La capital, Wellington, es la cabeza de la Isla del Sur. Son las Barcelona y Madrid de aquí. Auckland está rodeada de pueblecitos y gran parte de su vida gira alrededor de su puerto.

La Ciudad de las Velas.

Así la llaman pues casi todas las familias tienen su velero y salen a navegar los fines de semana. Sus playas son impresionantes y darse una vuelta por los pueblos vecinos es una gozada. Estos días hemos viajado mi mujer y yo por el sur: ¡es espectacular también! Los fiordos, las playas, su fauna increíble por las ballenas, las focas, los delfines Es fantástico. El que pueda visitar Nueva Zelanda que lo haga. Su naturaleza virgen es un regalo para la vista; es de lo poco de verdad que va quedando en el mundo.

Y hay mucha oveja, ¿eh?

¡Vivo en un paraíso entre ovejas! Hay cuarenta millones para cuatro millones de habitantes; salimos a diez por cabeza.

¿Y la gente, cómo vive?

Muy bien. Cualquier trabajador tiene su casita con su jardín y en primera línea de mar. No es un privilegio, hay tantísimo mar que vivir cerca de la orilla no es un lujo, es lo normal. Es gente feliz que trabaja para vivir y no al revés. A las seis de la mañana ya hay vida, pues amanece pronto y a las dos o tres de la tarde la mayoría ha acabado su jornada laboral. Cenan sobre las siete, lo adelantan todo mucho, lo que nos obliga a los extranjeros a ir a su ritmo. A las diez de la noche sólo puedes cenar en un par de sitios de Auckland.

¿Y el paro, Xavi?

No lo hay apenas. Controlan muchísimo la entrada de extranjeros. Yo debí superar mil trámites. Llegas con contrato de trabajo o no entras. La crisis mundial se deja notar, pero no tanto como en otros países.

¿Y las comidas?

Puedes comer parecido a nuestro estilo, lo más chocante es lo caro que es el pescado con la cantidad que tienen. Y es que exportan cantidades industriales, a China sobre todo. Comen estilo americano, con mucha salsa. Lo que más añoramos es el buen jamón; hace nada conseguí un poquito. Aquí falta el producto ibérico, ¡es lo peor!

¿Y el fútbol?

Está lejos del europeo, hay equipos con un nivel de nuestra Segunda B; otros ni eso. Y suceden cosas increíbles como que el Wellington Phoenix, el único equipo profesional neozelandés, juega la Liga australiana. Quieren que juegue aquí, pero falta dinero. El fútbol es el cuarto deporte por detrás del rugby, el rugby league y el cricket. Aquí hay futbolistas que juegan también las competiciones de rugby y cricket. La Liga de fútbol se juega en dos partes, la de invierno y la de verano, que es la más importante. Mi equipo disputa la Champions oceánica y eso es lo mejor: hace unos días jugamos en las Islas Fidji... Ocean League le llaman. El campeón disputa el Mundialito de Japón. Este año lo jugó el Waitakere, nuestro rival.

Habla de rugby y rugby league. El de los All Blacks es el rugby de toda la vida, claro.

Eso es. Son deportes distintos, el league es más rápido y vistoso para mi gusto. Son los deportes nacionales aquí, si vas a una plaza verás a un niño con un balón de fútbol y cuatro con el de rugby. Y, claro, los All Blacks son los amos, los mediáticos. En su última gira por Europa los bares se llenaban de aficionados que seguían los partidos sin importantes el horario, que no siempre era cómodo. Ahora, la diferencia horaria con España es de más doce horas; las ocho de la tarde aquí son las ocho de la mañana para vosotros. Y los del rugby league se volvieron locos cuando se proclamaron campeones del mundo en Australia ganando la final ¡a los australianos! Parecía que se acababa el mundo.

Usted sigue jugando de lateral derecho, claro.

Sí, como siempre. Tengo contrato hasta mayo y estoy a expensas de ver qué resultados conseguimos. La ilusión es estar en el próximo Mundial de clubes. La experiencia está siendo buenísima y no por el dinero, claro. Vine por conocer todo esto y aunque soy de los pocos que vive del fútbol, está claro que ese no es el objetivo de los que venimos a jugar aquí. En el equipo, los neozelandeses trabajan todos.

¿Habría algo fichable?

Tengo dos compañeros surafricanos de calidad y un coreano que es muy bueno. Son los que más furor despiertan entre los aficionados, que son muy pasionales, al estilo inglés. Es un fútbol sin apenas tácticas; nunca acaba un partido 0-0. Jugamos todos hacia adelante o todos para atrás.

A usted le propuso venir un amigo de Barcelona.

Sí, Ramón Tribulietx que había estado antes por aquí. Fue una casualidad: nos encontramos yendo a ver el Barça-Espanyol del año pasado y le acompañaba un directivo del Auckland con el que mantenía relación. Nos presentó y me preguntó si me gustaría acompañarle: le dije que sí. Yo estaba jugando en el Sabadell, lo dejé y me vine.

¿Los neozelandeses siguen nuestra Liga? Serán más de la Premier, imagino.

Sí, les va más el fútbol inglés. Nuestra Liga se ve, ya sea en directo o en diferido. Pero no tienes la seguridad de ver el partido que te interesa. El último Barça-Madrid me pilló en Vanatu, eran las ocho de la mañana cuando empezaba. Me levanté y no hubo manera de dar con un canal que lo trasmitiera. El equipo de Nueva Zelanda es el Manchester United y los oriundos de Europa, los más aficionados. Mi club es de origen croata. La competición europea que más se sigue es la Champions League, claro.

¿Y entre Madrid y Barça, ¿qué eligen?

Como soy culé trato de ganar adeptos a la causa, ¡ja, ja! Digamos que la cosa está repartida.

Usted coincidió con Juande en el Barça B y en el Espanyol. ¿Por qué bajó el filial azulgrana?

Seguramente porque aquella cantera del Barça no tenía las cosas muy claras. Cada semana venían a probar uno o dos jugadores, alguno apenas la tocaba. Y equipo había. Estábamos Gerard, el portero Arnau, Setvalls, Rufete, Drulic, que se fue al Zaragoza, Vucevic... Todos acabamos en Primera. Pero con aquella estructura no se podía preparar bien los partidos y sí, acabamos bajando. Y lo del Espanyol fue visto y no visto: Juande pidió que me ficharan, pero entre que me lesioné y que él duró cinco partidos... Juande nos contaba que la directiva le había fichado muy poco de lo que había pedido y ellos decían todo lo contrario. Barcelona no le sentó bien a Juande, eso está demostrado.

¿Le irá bien Madrid?

Esperemos un tiempo, que se haga con el grupo, que se acoplen los nuevos, que dejen de lesionarse futbolistas importantes como ha sucedido hasta ahora. En Sevilla funcionó. Sí creo que su currículo explica que sabe sacar partido de una plantilla, que trabaja y que es bueno en la preparación de los partidos.

Su próximo rival en la Liga es el Villarreal. Usted lo pasó bien allí.

Sí, muy bien. Tuve continuidad en Primera, viví un ascenso. Para un jugador poco acostumbrado a ganar títulos, subir de categoría es imponente. ·Estuve con Caparrós y tres años con Víctor Muñoz. Joaquín no tuvo suerte allí. Lo despidieron a los siete u ocho partidos porque el equipo no estaba en puestos de ascenso a Primera, no tuvieron paciencia. Su trabajo posterior explicó que en aquella ocasión, el Villarreal se equivocó.

Su carrera pasó también por Logroñés, Toledo, Rayo, Sabadell... ¿Qué le dejó cada club?

En Toledo casi subimos a Segunda A con Manzano. Entre cedidos y gente bien fichada hicimos un buen equipo: Luis Manuel, el bueno de Pedro Alberto, el chino Losada, Maikel, Juanito, aquel extremo del Betis que eliminó al Barça de la Copa, Casquero... En Logroño lo pasé mal. También estaba Víctor Muñoz al frente. Se hizo un equipo para ascender, jugábamos muy bien pero faltaban resultados. Todo empezó a torcerse en la ciudad y la cosa acabó lo mal que está ahora y que lamento muchísimo pues había un buen ambiente de fútbol. Y lo del Rayo fue un mal sueño...

¿Por qué?

Porque tuve que denunciarles. Acabó la temporada y me debían mucho dinero. Acepté recibir unos pagarés siempre que los avalara la presidenta Teresa Rivero. Me dieron unos papeles sin firma... El Rayo es una trama oscura de puertas adentro. Al final, a falta de cuatro días para empezar la Liga nos llamaron a Corino, Paco, Graff, Biaggini, Cembranos y a mí y nos apartaron del equipo. Nos llegó una carta de despido objetivo en la que se decía que como habíamos bajado de categoría se veían obligados a reducir presupuesto y que nos daban un millón de pesetas por barba. El famoso aval iba firmado por una empresa que no existía... Denunciamos, claro. Yo tenía 31 años y estaba sin equipo.

¿Y qué hizo?

Me fui al Badalona, con Ramón Calderé. Después me fichó el Hospitalet, luego fui al Sabadell y finalmente, Nueva Zelanda.

Más vueltas que una noria.

Sí las he dado. He disfrutado mucho con el fútbol, pero en ciertas categorías no es lo bonito que parece. Cuando falta seriedad... Y por ahí hay mucho poco serio suelto.

Ya.