Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Cristiano o Benzema, órdago electoral de Calderón

Liga BBVA | Real Madrid

Cristiano o Benzema, órdago electoral de Calderón

Cristiano o Benzema, órdago electoral de Calderón

A eso se añadiría Ribéry o Schweinsteiger para reforzar las bandas

La dirección deportiva del Real Madrid tiene absolutamente decidido no realizar ningún fichaje en el mercado de invierno salvo que causas de fuerza mayor en forma de lesiones obligaran a hacerlo a última hora. La planificación en el capítulo de refuerzos ya está en marcha y está encaminada a la próxima temporada, que coincidirá con la última del mandato de Ramón Calderón y por lo tanto incidirá directamente en la campaña electoral. El órdago, por lo tanto, llegará a partir del 30 de junio, aunque la intención del club es tener lo más avanzado posible los fichajes para que estén incorporados a la disciplina del equipo para la pretemporada y no vuelva a suceder lo acontecido este verano con el folletín Cristiano Ronaldo y también en anteriores, donde la llegada de los refuerzos se alargó más de lo conveniente (Robben).

Desequilibrio.

El máximo responsable deportivo, Pedja Mijatovic, es consciente de que debido a la marcha de Robinho en el último día del mercado (1 de septiembre) la plantilla ha quedado desequilibrada en ataque. Faltan hombres de banda. Sólo cuenta con Robben y Drenthe, que es más un centrocampista. El Real Madrid ha intensificado en esta semanas la búsqueda de extremos, o en su defecto de futbolistas que se muevan por fuera, pero no ha encontrado ninguno competitivo que pueda ser incorporado en diciembre. La política en este sentido no es negociable: no se fichan remiendos para seis meses ni futbolistas que no mejoren el plantel actual.

Descartado el mercado de invierno, se trabaja a fondo para fortalecer la plantilla para la temporada 2009-10. El objetivo marcado ese curso no es otro que disputar la final de la Champions, que se disputará en el Santiago Bernabéu. La prioridad es reforzar el ataque y AS está en condiciones de asegurar que llegarán dos delanteros. El candidato número uno continúa siendo Cristiano Ronaldo. Si el portugués no responde a la nueva llamada, la segunda opción es Benzema, como ya adelantó este periódico hace dos semanas. Para el otro refuerzo ofensivo, se busca el perfil de un jugador que juegue por las bandas aunque no sea un extremo como tal. Dos son los mejor colocados, ambos del Bayern Múnich: Ribery y Schweinsteinger, que queda libre el 30 de junio, y no ha aceptado la renovación que le han presentado.

En el asunto Cristiano Ronaldo, compás de espera. Prefiere que se enfríe la situación para volver a la carga a primeros de año. Futbolísticamente es el hombre que más convence a los técnicos del club por su versatilidad. Puede jugar en cualquier puesto del ataque con el valor añadido de su facilidad goleadora. Los colaboradores más directos de Ramón Calderón están convencidos de que este año hay más posibilidades de convencer al Manchester United de que le traspase. El club es una víctima más de la crisis, su deuda asciende a 772 millones de euros.

Por lo que respecta al jugador, no deben existir excesivos problemas. En junio, ambas partes pactaron un contrato de cinco años a razón de 9,5 millones netos por temporada para el futbolista. Sus ingresos por los derechos de imagen serían compartidos al cincuenta por ciento. Cristiano Ronaldo se convertiría en el mejor pagado de la plantilla, pero al club su ficha le supondría el mismo desembolso que la de Raúl, doce millones brutos, al tener el portugués un 25 por ciento de exención fiscal por no ser ciudadano español.

La alternativa a Cristiano es Benzema (20 años). El francés llegó a un pacto con el Lyon, para ampliar su contrato con la condición de que a partir del 2010, el club accediera a negociar su traspaso. Ahora los plazos se quieren adelantar un año y el futbolista presiona para entrar en el mercado en el 2009.

Garay.

El resto de la plantilla debe ofrecer pocos cambios. En defensa, se incorporará el argentino Garay, fichado y cedido esta temporada al Rácing y si el entrenador lo considera imprescindible se renovará un año a Cannavaro, lo que supondría la salida de Metzelder, con el que Schuster apenas está contando. El centro del campo se considera bien cubierto y sólo una oferta muy importante por algún medio, Diarra o De la Red, podría abrir la puerta a un traspaso. El Inter de Mourinho está seriamente interesado en el malí para sustituir a Vieira.