El Atlético no podrá mudarse a La Peineta hasta la temporada 2011/12

Primera | Atlético de Madrid

El Atlético no podrá mudarse a La Peineta hasta la temporada 2011/12

El Atlético no podrá mudarse a La Peineta hasta la temporada 2011/12

Si estas estimaciones son correctas, el club rojiblanco se mudaría una año más tarde de lo previsto.

El Atlético de Madrid no podrá trasladarse a La Peineta al menos hasta la temporada 2011-2012, tal y como reconocieron fuentes del Club en declaraciones a Europa Press, y eso si el convenio que negocian a tres bandas con la cervecera Mahou y el Ayuntamiento de Madrid se firma "en el próximo mes o mes y medio". Según el presidente de la entidad, Enrique Cerezo, y del propio alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, esto no debería ser problema, ya que sólo se están negociando "los últimos flecos" y el texto definitivo podría estar listo en "unos 20 días", casi tres meses después de que se firmara el protocolo de intenciones para el desarrollo urbanístico del ámbito Mahou-Calderón.

Así, "si el convenio se cierra en el plazo de un mes o mes y medio, las obras en La Peineta podrían comenzar hacia mayo de 2009, y a partir de ahí habría que contar unos 24 meses de trabajos, por lo que el equipo podría trasladarse hacia julio de 2011, para empezar la temporada 2011-2012", explicaron las mismas fuentes. Esto contradice las afirmaciones de Gallardón, que hace unos meses en Pekín aseguró que el Atlético jugaría desde una temporada antes (2010-11) en el Estadio de Madrid.

Y es que las instalaciones de San Blas necesitan ser remodeladas casi completamente, ya que sólo quedará una de las paredes en pie y el resto se hará nuevo, según fuentes municipales. En total, las obras costarán unos "200 millones de euros", indicaron las fuentes del club rojiblanco, recordando que será la entidad deportiva quien lo financie "íntegramente". Tan sólo la cubierta de las instalaciones, que Gallardón decidió cambiar tras su visita a la Ciudad Olímpica de Pekín, podría ser costeada por las arcas municipales o las de la candidatura Madrid 2016.

Estadio Olímpico

La Peineta se convertirá en el Estadio Olímpico en el caso de que Madrid sea nombrada sede de los Juegos de 2016 el próximo 2 de octubre en Copenhague. "En ese caso, el Atleti tendría que pagar 20 millones de euros más para instalar una pista de atletismo en el estadio, que permanecería a lo largo de la temporada 2016-2017", matizaron las fuentes. Si la capital española no obtuviera la nominación para dentro de ocho años, el Club se compromete a ceder el uso de La Peineta también para las convocatorias olímpicas de 2020 y 2024 sin coste adicional para el Ayuntamiento, por si éste decidiera renovar su candidatura. En cualquier caso, la propiedad del nuevo estadio será del Atlético de Madrid.

Para la reforma de las instalaciones se emplearán los servicios de Fomento Construcciones y Contratas (FCC), tras la quiebra de Martinsa-Fadesa el pasado verano. "Necesitamos una compañía que garantice un estadio que tenga las características y materiales que tanto el Ayuntamiento como nosotros consideramos los adecuados", puntualizaron las fuentes ''colchoneras''. El cambio de instalaciones es, para el Atleti, muy positivo, aunque no vaya a permitir sanear las cuentas del Club como se pensó en un primer momento. "Pasaremos de tener 54.000 espectadores a 74.000, tal y como está proyectado el nuevo estadio. Además, nuestra capacidad de explotación comercial aumentará en 15 millones de euros por año, y también tendremos más posibilidades en cuanto a la venta de los palcos", apuntaron las mismas fuentes.

Además, el nombre oficial con el que se rebautizaría a La Peineta podría ser el de alguna marca, al estilo de lo que ocurre con el Alianz Arena del Bayern de Munich o el Philips Stadion del PSV Eindhoven. "Tenemos la posibilidad de incluir una marca comercial en nuestro nombre, como se ha hecho en algunas otras partes de Europa", añadieron. Las mejoras en servicios, comunicaciones, imagen y operatividad son otras ventajas que la nueva sede ''colchonera'' aportará.

Derribar el Calderón

Mientras las instalaciones de La Peineta no estén terminadas, el Atlético de Madrid seguirá jugando en su actual campo, el Vicente Calderón. Será después de su mudanza cuando esta infraestructura sea derribada, algo que costará unos diez millones de euros, a expensas también del club. En el terreno que actualmente ocupa el Calderón se ubicará el parque ''Atlético de Madrid'' de 31.000 metros cuadrados. Durante estos dos años, sin embargo, sí se empezaría a trabajar en los 61.000 metros cuadrados de terreno que actualmente ocupa la fábrica de Mahou, tercero en discordia en esta complicada operación. La urbanización del ámbito costará unos 50 millones de euros, a pagar entre ambos entes privados.

"El Ayuntamiento ha apretado mucho al final de la negociación, y la realidad es que de toda la operación sólo se sacará el estadio nuevo, porque todas las plusvalías se irán en las actuaciones", concluyeron las mismas fuentes. En concreto, el Atlético de Madrid acabará ''comprando'' La Peineta por casi 300 millones de euros.