Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

El Madrid muestra sus virtudes y sus vicios

El Madrid muestra sus virtudes y sus vicios

El Madrid muestra sus virtudes y sus vicios

Europa Press

Nueva temporada en Chamartín, nuevos propósitos, con los mismos hábitos. Poco parece haber cambiado este Madrid respecto al del ejercicio anterior. Los de Schuster volvieron a enseñar sus cartas y, casualidad o no, parecían llevar la misma jugada. Al Madrid le basta con la pegada que tiene arriba, pero habrá partidos en que eso no será suficiente. Con un juego un tanto intermitente y una defensa a ratos sobria, a ratos vulnerable, los blancos no supieron conservar la renta obtenida en dos ocasiones.

Casillas: Como siempre, el más decisivo. No ha habido muchas ocasiones por parte del Valencia, pero cada vez que ha tenido que intervenir, lo ha hecho con éxito. Al final se vio superado por el asedio che.

Heinze: El central argentino ha dado una enorme tranquilidad al resto de sus compañeros. Ha cumplido la difícil tarea de enfrentarse a la delantera valencianista junto con Javi García. Muy rápido en la salida al corte.

Javi García: Difícil papeleta para el canterano que le ha tocado bailar con la más fea. El defensa improvisado ha cumplido para la dificultad de la tarea encomendada, aunque en varias jugadas se vio fuera de su sitio.

Michel Salgado: Actuación inexistente en ataque y sobrepasado en defensa. Silva y Mata se aliaron para aprovechar la escasa velocidad del defensa blanco y las pocas ayudas que le ofrecieron sus compañeros en medio campo.

Torres: El canterano ha sido capaz de secar en banda a Joaquín, obligando al de "El Puerto" a desplazarse al centro. Muy inteligente al subir sin balón para poner varios centros que, por desgracia para los blancos, no han encontrado rematador.

Diarra: Probablemente el mejor de los blancos. Capaz, tanto de dotar de seguridad en la medular, como de buscar a sus compañeros en tareas de elaboración. El de Malí se encuentra en un gran momento de forma y será uno de los fijos en el esquema de Schuster.

Van der Vaart: Poco participativo para lo que se espera de un jugador con tanta calidad. Salvo un par de internadas ha estado muy intermitente. El holandés necesita un periodo de adaptación al estilo de este Real Madrid. Demasiado pronto para evaluarle.

Robinho: Desaparecido en combate. El brasileño parece un tanto despistado o fuera de su mejor momento de forma. El Madrid necesita a jugadores desequilibrantes como el brasileño, capaces de dar la vuelta a un partido como el de hoy.

De la Red: No ha sido capaz de encontrar su posición natural. Pese a ello, el jugador ha estado muy incisivo y participó activamente en la jugada del primer gol. Si el técnico alemán confía en el ex del Getafe puede llegar a ser un jugador muy útil.

Van Nistelrooy: Desequilibrante y letal como casi siempre. Sin gozar de muchas ocasiones, ha sido capaz de mantener al Madrid en el partido con sus dos goles y transmitir peligro cada vez que entra en contacto con el balón.

Raúl: Partido gris para el capitán. Muy lejos del marco ché no ha sido capaz de contactar con Van Nistelrooy. Gran parte del partido ha estado encajonado entre la medular de ambos equipos sin encontrar las zonas donde realmente crea más peligro.

Robben: Aunque no ha dispuesto de mucho tiempo, el holandés está en un gran momento de forma. Transmite peligro al encarar y tiene el desborde y la verticalidad necesaria para desequilibrar un partido en el que el equipo está demasiado estático. Quizá de haber salido 10 minutos antes hubiera podido llevar más peligro.

Guti: Entró con el partido un tanto roto, por lo que no ha gozado de la tranquilidad necesaria para lucir. No ha sido capaz de ser el revulsivo de otras ocasiones.

Sergio Ramos: Mejoró la actuación de Michel, aunque no gozó de los minutos suficientes para imprimir su carácter. Subió la banda en varias ocasiones pero sin la fortuna que en él es costumbre.