Soriano garantiza que no venderá a las estrellas

fútbol | valencia

Soriano garantiza que no venderá a las estrellas

Durante su primera comparecencia pública como presidente, Soriano afirmó que el Valencia "no está en quiebra ni de lejos" y anunció que en "breve plazo" entablará negociaciones con inversores que facilitarán "la financiación íntegra y no devolutiva" para la construcción del nuevo estadio del club.

Vicente Soriano, nuevo presidente del Valencia, garantizó hoy que no venderá a los "jugadores esenciales" de la actual plantilla y aseguró que mantiene negociaciones con una empresa que "muy probablemente" adquirirá las parcelas del actual estadio de Mestalla y "todo su aprovechamiento" por 300 millones de euros.

Durante su primera comparecencia pública como presidente, Soriano afirmó que el Valencia "no está en quiebra ni de lejos" y anunció que en "breve plazo" entablará negociaciones con inversores que facilitarán "la financiación íntegra y no devolutiva" para la construcción del nuevo estadio del club.

"Si todo sale como tengo planteado, no va a hacer falta y de hecho me niego a la venta de los futbolistas esenciales de la plantilla", aseveró Soriano, quien anunció que en las próximas semanas se reunirá con el jugador David Albelda para conocer sus deseos y adelantó que habrá fichajes pero también traspasos de los jugadores con los que el club no cuenta.

Además, anunció que mantiene negociaciones con una empresa que "muy posiblemente vaya a comprar las parcelas y todo su aprovechamiento del suelo de Mestalla", lo cual permitiría al club "liquidar la deuda", aunque no precisó a cuanto asciende la misma. En este sentido, afirmó que es en la junta general extraordinaria del 16 de agosto en la que procede "aprobar o no las cuentas" de la sociedad.

Soriano se comprometió además a poner "todo su empeño" en resolver la situación de "convulsión" en la que, según dijo, ha estado el club en los últimos años. "Tengo un enorme interés en trasladar al valencianismo la tranquilidad que ahora nos falta debido a las últimas convulsiones de esta sociedad, cosa que me disgusta", dijo Soriano, quien pidió "comprensión" hacia el nuevo consejo.

Soriano, quien no precisó si dispone de capacidad económica para asumir la compra de las acciones de Soler en solitario, aseguró que dispone de un "documento firmado" con él por el cual puede gestionar la sociedad "como crea oportuno", pues tiene "los poderes políticos y una opción de compra de las títulos".

"Tengo plenos poderes para gestionar el Valencia. No tengo la palabra de Soler, tengo la firma, si viene Villalonga la semana que viene se tendrá que ir", insistió.

"A mí no me gusta jugar con humo. Sólo me cuadran las realidades y no me gusta palabrería; si digo algo, es porque pienso que lo puedo cumplir", afirmó Soriano, quien, a pesar de la insistencia de los periodistas, no desveló la deuda de la sociedad pero sí afirmó que ésta es "bastante inferior" a los 780 millones de los que habló ayer Villalonga.

Soriano aseguró que, si no se viera "capacitado" para sacar el club adelante, no sería presidente, y afirmó que está en condiciones de ofrecerle a la afición "lo mismo" que expuso Villalonga ayer, "pero de verdad".

"Lo único que me interesa es que tengamos más futuro y que esta sociedad cada día sea más grande por el bien de la sociedad, de los valencianistas", señaló el nuevo presidente, quien avanzó que el Valencia tendrá un equipo competitivo.