Valverde: "El equipo no vive una situación dramática"

Primera

Valverde: "El equipo no vive una situación dramática"

Valverde: "El equipo no vive una situación dramática"

Carlos Mira

Confía en seguir en el Espanyol, aunque desvela que el club tiene una cláusula para rescindir su contrato de manera unilateral.

El entrenador del RCD Espanyol, Ernesto Valverde, se mostró crítico ante el pesimismo general que rodea a su equipo por los malos resultados y señaló que no tiene ganas de que acabe la temporada, en la que mantiene el objetivo de clasificarse para la Copa Intertoto para poder estar en Europa, y aseguró que el Espanyol "no está tan mal" ni vive una situación "dramática", aunque entiende que la "ansiedad" le hace parecer "peor equipo".

"No tengo ganas de que la temporada termine porque nos esté yendo un poco mal. Hay que disputar los partidos e ir a por ellos y seguir hasta ganar, y en cuanto ganemos uno, a ganar los que quedan", explicó Valverde en vísperas de recibir al Atlético de Madrid en el estadio Olímpico de Montjuc. Además, aseguró que su equipo "no está entregado", pese a su mala racha en la segunda vuelta, en la que sólo ha sumado 12 puntos.

El técnico extremeño, sin embargo, reconoció que su equipo "no sabe o no puede resolver los partidos", aunque recalcó que hay "buen ambiente" en el vestuario y que el problema es "la ansiedad por los resultados". "Estamos jugando demasiados nerviosos y ansiosos y parecemos peor equipo de lo que somos", señaló. Con todo, desdramatizó la situación de su equipo, décimo clasificado y que aún tiene opciones de competir en Europa el próximo curso.

El actual objetivo es la Copa Intertoto. "Tenemos 48 puntos y la posibilidad de estar en la Intertoto. No estamos en una situación dramática como otros equipos. El año pasado estuvieron a punto de echarme y casi fuimos campeones de la Copa de la UEFA. Vamos, no me jodas, que no estamos tan mal", expuso un Valverde en tono distendido durante la rueda de prensa, pero molesto por el clima de derrotismo que vive el club.

Valverde también se mostró tranquilo respecto a su futuro y confía en seguir en el banquillo del Espanyol la próxima temporada, de acuerdo con lo que han comunicado desde el club. "Me han transmitido que quieren que continúe el año que viene", dijo el entrenador españolista, quien tiene contrato hasta el 30 de junio de 2009, aunque desveló que el club tiene una cláusula para rescindirle el contrato de manera "unilateral".

Con todo, también recordó que en el fútbol "no hay perspectiva" y que el enfado será "momentáneo" hasta que vuelvan los triunfos. "Estamos a un punto del Deportivo, tenemos opciones de jugar la Intertoto y tengo que explotar eso hasta el final", indicó el ''Txingurri'', que cree que el Espanyol está en un "momento difícil entre comillas" y confía en remontar el vuelo hasta final de temporada y hacer "que la gente esté más contenta".

La victoria, para los que vengan y los que nos vean por la tele"

"En todas partes, cuando las cosas no van bien, todo se pone en entredicho. Yo no le doy ninguna importancia, es un momento puntual que tienes que sufrir y pasar", continuó. De la misma manera, quitó importancia a la iniciativa de algunos aficionados del Espanyol que han hecho circular mensajes de teléfono móvil que piden a los seguidores que no acudan este jueves al estadio de Montjuc como medida de protesta por la marcha del equipo.

"Dedicaremos la victoria a los que vengan y a los que nos vean por la tele. Hay que convencer al público ganando para que la semana que viene vengan más", comentó al respecto, a la vez que reconoció que el Espanyol lleva una segunda vuelta "malísima" y que "cada uno es libre de hacer lo que quiera", pero que, si logran la victoria, en el partido ante el Atlético, "puede cambiar todo", y que deben seguir luchando.

Valverde, por otra parte, subrayó que la defensa que juegue ante el Atlético será "de garantías", a pesar de la baja del central Daniel Jarque, que debe cumplir partido de sanción, y recordó que se enfrentan "a una de las mejores delanteras de la Liga, posiblemente pensada para estar más arriba en la clasificación", dijo en relación a las figuras del rival, como el ''Kun'' Agüero o Diego Forlán.

Durante la rueda de prensa, por último, Valverde también opinó sobre el pasillo de honor del FC Barcelona a los jugadores del Real Madrid y comentó que "no es una humillación, sino una deferencia hacia los compañeros", pues entiende que "es una situación más de compañeros que para el gran público", aunque también cree que, por la atención que genera en los medios, "ahora se ha convertido una parte más del espectáculo, y es una tontería".

En relación al Barcelona, Ernesto Valverde también se refirió a la posible elección de Pep Guardiola como nuevo entrenador en lugar de Frank Rijkaard y se mostró convencido de que el ex jugador "al final será entrenador del Bara, sea ahora o más adelante", y que comporta "una dosis de riesgo", como la que existió cuando debutó él, aunque valoró la que sería "una decisión arriesgada y difícil, pero valiente".