Temas del día

El Bayern visita al débil Nuremberg y el Schalke al Karlsruher SC

Alemania | Bundesliga Previa Jornada 26

El Bayern visita al débil Nuremberg y el Schalke al Karlsruher SC

La jornada en la Bundesliga este fin de semana se abre con el duelo entre el Hansa Rostock, que tiene que sumar puntos contra el descenso, y el Wolfsburgo de Felix Magath.

El líder del torneo alemán, el Bayern de Múnich, visita el sábado el débil Nuremberg mientras que el Schalke, rival del Barcelona en la Liga de Campeones, jugará a domicilio contra el Karlsruher SC en una jornada en la que la mayoría de los equipos que están en la parte alta de la tabla se encuentran con rivales bastante accesibles.

De los equipos que aspiran a clasificarse a la Liga de Campeones, el partido más difícil lo tiene el Schalke ya que el Karslruher SC es un equipo que, pese a estar recién ascendido, ha hecho una buena temporada en la que en ningún momento ha tenido nada que ver con el descenso y en la que ha estado incluso acercándose a las casillas que dan la clasificación a las competiciones europeas.

El Bayern, rival del Getafe en la Copa de la UEFA, tiene un mal recuerdo de su última visita a Nuremberg en la temporada pasada cuando encajó una goleada por 3-0. Pero la situación actual no tiene nada que ver con la de entonces. El Bayern está muy lejos de ser el equipo en crisis de la anterior temporada y domina la Bundesliga a placer mientras que el Nuremberg se ha hundido en sus propios problemas y de momento su única aspiración es evitar el descenso.

Por eso, cualquier resultado distinto a una clara victoria del Bayern sería una gran sorpresa y, acaso, algo que le podría dar cierta emoción a una temporada en la que la lucha por el título parece resuelta. Un ligero bajón que tuvo el Bayern parece superado y el equipo parece haber recuperado su plena concentración.

Aunque Miroslav Klose no sale de un sequía goleadora que lo viene afectando, eso se nota poco. Los goles los hace Luca Toni y Klose brilla como asistente. El segundo clasificado, el Hamburgo -actualmente a siete puntos del Bayern- también tendrá un rival que lucha contra el descenso: el Arminia Bielefeld. La tarea de los dirigidos por Huub Stevens es claramente más fácil que la del tercero, el Bayer Leverkusen, que jugará en casa contra el Eintracht Frankfurt ,equipo que tiene la mira puesta en la clasificación a la Copa de la UEFA.

Para el Werder Bremen, de momento cuarto y empatado en puntos con el Leverkusen y el Schalke, que es quinto, el rival será el colista Duisburgo, un contrincante apropiado para ayudar a los dirigidos por Thomas Schaff a salir del bajón en que se han hundido las últimas semanas y que los alejado de la posibilidad de luchar por el título.

Schaff ha tratado permanentemente de minimizar el bajón que ha tenido a su equipo y ha dicho que el hecho de estar luchando todavía por la clasificación a la Liga de Campeones hace de la temporada todo un éxito si se tiene en cuenta las rachas de lesiones que han afectado al Bremen.

De momento, la lucha interesante no es por el primer lugar, que el Bayern parece tener ya escriturado, sino por el segundo y el tercer lugar, que dan la clasificación a la Liga de Campeones. El Leverkusen, el Bremen y el Schalke están empatados en puntos entre ellos y con dos puntos menos que el Hamburgo. Y el Stuttgart, campeón de la temporada anterior, viene en plan de remontada y tiene tres puntos menos que ese trío.

El Stuttgart tendrá el fin de semana una ligera ventaja psicológica y es que jugará el domingo, conociendo ya los resultados de sus competidores por la clasificación a la Liga de Campeones. Su rival, que será local, será el Hannover 96, un equipo que ha tenido muchos altibajos a lo largo de la temporada. La recuperación del Stuttgart, que empezó mal la temporada, está claramente relacionada con el gran momento que vive el delantero Mario Gómez que pelea con Luca Toni el título de goleador de la temporada. También el domingo el Energie Cottbus, que lucha contra el descenso, recibirá al Hertha Berlín, que ha hecho una temporada sin pena ni gloria.

El sábado el Bochum y el Borussia Dortmund jugará un partido que apenas tiene un valor estadístico. El Dortmund ya tiene prácticamente asegurada su clasificación a la Copa de la UEFA como finalista de la Copa de Alemania puesto que se da por descontado que el Bayern, el otro finalista, jugará la Liga de Campeones. Y el Bochum difícilmente puede esperar a algo distinto a la permanencia que no está comprometida. Mañana, viernes, el duelo entre el Hansa Rostock, que tiene que sumar puntos contra el descenso, y el Wolfsburgo de Felix Magath abrirá la jornada.