"Sería un sueño ser presidente del Valencia"

David Albelda

"Sería un sueño ser presidente del Valencia"

"Sería un sueño ser presidente del Valencia"

alberto iranzo

David Albelda rompe su silencio en el diario AS. Sigue esperando respuestas, pero tiene claro que la decisión de apartarle surgió "más arriba" de la figura de Koeman.

¿Sabe ya por qué le han echado?

No, aún estoy esperando una explicación y que salga alguien y diga algo, porque por detrás me llega que se dicen barbaridades. Yo no tengo miedo a nada. Puedo asegurar que nunca he tenido ninguna discusión o incidente con Koeman o con el presidente. Nunca ha habido nada. De la noche a la mañana, pasé de jugar y contar a estar fuera. Pienso, pues, que la orden vino de más arriba del entrenador.

¿Y su estado de ánimo, cómo anda?

Es una situación muy complicada el estar trabajando aparte, cada vez más marginado, sin contacto apenas con los compañeros. La peor posible. Y quizá más duro que para mí ha sido para mi familia. Mi padre es muy valencianista y no lo ha pasado bien.

¿Volverá a vestir la camiseta del Valencia?

Lo veo casi imposible. Si no, ya sería un circo.

¿Ni aunque se vayan Koeman y Soler?

Si se fueran ellos, aún quedaría mucha gente. Te das cuenta ahora de los que de verdad eran sinceros y honestos y los que te querían por interés. Hay algunos que me abrazaban, que he creído amigos muchos años y no han sido ni para enviarme un simple mensaje.

¿Le gustaría a usted volver para ser presidente del Valencia algún día?

El Valencia es mi vida y ojalá algún día pueda volver a la entidad a trabajar. ¿Como presidente? (piensa) Sería lo máximo, un sueño cumplido y una gran responsabilidad.

Igual si a usted le pagan la indemnización, le puede comprar sus acciones a Soler con esos 60 millones...

Las compraría ahora mismo, pero para repartirlas entre los aficionados. El Valencia es más que Soler y no debe ser de un dueño, sino un sentimiento de todos. Que opine igual del equipo el que tiene una que el que tiene 20.000 acciones.

¿Será por eso por lo que Soler le tiene tanta ojeriza a usted?

No lo sé, pero es evidente que nunca tuvo feeling conmigo. En cuatro años de capitán nunca hemos hablado y cuando me tenía que citar, lo hacía a través de Baraja.

¿Le ha pesado a usted ser amigo de gente mal vista por el presidente y su entorno?

Sí. Se me ha juzgado por asuntos secundarios, no por los deportivos. Sin embargo, en la vida hay que tener las cosas claras y no me arrepiento de nada, tengo la conciencia muy tranquila. Siendo más 'dócil' o manejable me hubiera ido aún peor, es mejor morir de pie que vivir arrodillado. Siempre he actuado por el bien del Valencia y el bien del Valencia no tiene por qué coincidir con el bien de Soler. Más bien al contrario y por eso a veces me he enfrentado a los que mandan.

Alguno cuestiona su valencianismo tras demandar al club...

Es otra de las barbaridades que propagan los que intentan controlar a los medios y confundir a la gente. Me avala el haberme criado con la camiseta puesta, viendo partidos de peña en peña, desde que tenía cinco años en La Pobla Llarga, en Alzira... el haberme enfrentado a muchos medios de Madrid para defender a mi equipo, el dar la cara después de todas las derrotas, el jugar lesionado... para mí, eso es ser valencianista. También quiero aclarar que mi demanda de 60 millones es una medida de presión para que se acabe esta pesadilla.

Explíquese...

He acudido al juzgado porque el club nos dice que mi situación es normal. No quieren desbloquearla porque como saben que está la Eurocopa, creen que me iré sin reclamar lo que corresponde. Lo que sí digo es que me gustaría que fuera Juan Soler el que me pagara de su bolsillo, no el Valencia. Desgraciadamente, él es el dirigente del club en la actualidad y no es posible ir a título personal contra él. Yo no demando al escudo, ni al sentimiento, ni a la afición, eso sería demandarme a mi mismo. Demando a los que me han intentado humillar sin motivos ni explicaciones.

Esa demanda, en la gente más pasional, se le ha podido volver en contra, ¿qué ha notado en la calle?

Yo vivo entre la gente; salgo, entro, voy a comer, a cenar y al supermercado y hasta ahora todo el mundo se me ha acercado a animarme. La gente es sabia y no se la puede manipular.

Sus compañeros, excepto alguno como Vicente, han pasado de puntillas en las manifestaciones públicas...

No es fácil para ellos, porque tiene que competir, ganar y tirar hacia adelante. No quiero a nadie a mi favor o en mi contra, esto no es una guerra. Les he pedido respeto, sobre todo a alguno, y ya está.

¿Qué siente hacia Koeman?

Nada. Indiferencia. No le tengo odio ni nada parecido. Como entrenador no lo voy a cuestionar, pero los resultados no están llegando. La sensación que transmite el equipo es que está en un extraño proceso de reconstrucción total a mitad de temporada y que no se le dan importancia a los resultados. No se puede hablar de año de transición con setenta millones en fichajes.

Han fichado a Maduro y se le presenta como el nuevo Albelda, ¿le da rabia?

Al contrario, me halaga que para hablar bien de él pretendan venderle como mi sustituto. Eso quiere decir que tan malo y tan negativo no podía ser yo. Espero que al chico le vayan bien las cosas.

¿Y el futuro donde está?

Me atrae mucho Inglaterra y, sobre todo, Londres. Pero no cierro la puerta a nadie porque no lo he pensado bien.

Usted le ha dicho a dos clubes ingleses que, de momento, no quiere ir..

Agradezco al Tottenham y al Chelsea su interés, pero no negociaré hasta que no solucione mi salida del Valencia. Tengo que defender mis derechos.