Rijkaard: "Ya está bien, tómate esto en serio"

Primera | Barcelona - Real Madrid

Rijkaard: "Ya está bien, tómate esto en serio"

Rijkaard: "Ya está bien, tómate esto en serio"

Ronaldinho recibió una reprimenda del técnico por su pasotismo

El debate sigue vivo. Más que eso: ayer alcanzó el culmen en los instantes finales del entrenamiento. Ronaldinho fue llamado a capítulo por Frank Rijkaard al término de la sesión matinal que se celebró en el Mini Estadi. El brasileño, que fue suplente en Mestalla (0-3) y cuestionado por un amplio sector del barcelonismo, se dedicó a hacer un ensayo distendido, salpicado con detalles de su calidad técnica y con un marcado tinte pasota. Esta actitud disgustó a Rijkaard, quien antes de que encarase los vestuarios mantuvo una breve conversación con él. Todo esto se produjo al día siguiente de que Ronaldinho fuera alineado entre los teóricos suplentes, durante el partido de práctica del jueves.

Dos minutos duró la charla entre Rijkaard y Ronaldinho. No trascendió el contenido de la conversación, pero seguro que el técnico no se empleó en felicitar al crack mediático. Rijkaard vino a decirle al brasileño algo así como "ya está bien, tómate esto en serio, que estamos a dos días de un Barcelona-Real Madrid". Ronaldinho escuchó a Rijkaard con la misma actitud displicente que antes había mostrado en el entrenamiento. La noticia ganó amplio espacio en los informativos de mediodía y en los programas de radio del resto de la jornada.

Ronaldinho no ha visto desde el banquillo ningún Barcelona-Real Madrid desde su llegada al fútbol español, en 2003. Sólo se perdió uno, por lesión, en su primera temporada. En su nueva condición de jugador prescindible, con el Barça en situación de ganar sin él en el equipo, Ronaldinho se aproxima al clásico con el ánimo marcado para mal. Su suplencia mañana se interpreta desde muchos sectores como un final de trayecto en su etapa blaugrana. Entre quienes creen que a pesar de estos episodios últimos Ronaldinho será titular, prima la certeza de que Rijkaard no prescindirá de su jerarquía, más allá de su mediocre rendimiento.

¿Jugará? A diferencia de lo que pudo dejar el ensayo del pasado jueves, Rijkaard mantuvo ayer vivo el debate. Parte del entrenamiento, marcado por el viento y la lluvia, constó de un partido con la plantilla dividida en tres equipos. Con peto verde jugaron Touré, Crosas, Iniesta, Zambrotta, Thuram, Henry y Ronaldinho; con peto azul, Gudjohnsen, Márquez, Deco, Milito, Giovani y Sylvinho; y de amarillo, Ezquerro, Edmilson, Etoo, Puyol, Bojan, Abidal y Xavi.

Rijkaard hablará esta noche, cuando haya acabado el último ensayo antes del clásico. Para entonces ya sabrá ante qué versión de Ronaldinho se encuentra. Y, por supuesto, tomará una decisión.