Temas del día

Demasiado castigo

Primera | Levante 0 - Mallorca 1

Demasiado castigo

Demasiado castigo

alberto iranzo

Un Levante nulo cayó en el úncio disparo del Mallorca

Lo había avisado López Caro, aunque de paso podía haberle buscado una solución. A este Levante aún le queda mucho por trabajar, su nivel actual es insuficiente, especialmente en ataque, donde ayer se mostraron alarmantemente nulos, incapaces de crear ocasiones, de buscar un recurso que no fuera el balonazo largo porque con eso no alcanza para nada, menos aún con delanteros de poca estatura y nadie que llegara a cazar los rechaces. Mala idea y encima mal ejecutada, con lo que el cero en el casillero anotador es una consecuencia más que lógica de lo visto.

El problema se agravó con la máxima efectividad que mostró el Mallorca, que con un zarpazo de Arango se llevó todos los puntos, posiblemente de manera inmerecida, pero el fútbol no entiende de merecimientos sino de cuántos balones traspasan la línea de gol. En este caso uno para el maestro Manzano, lo que le fue suficiente para darle otra lección a su discípulo. López Caro había encontrado la llave para que los suyos defendieran con orden y fueran letales a la contra. Hasta ahí todo bien, pero faltaba por ver qué hacía su Levante cuando le tocara mandar, llevar el peso de un partido y remontar un resultado adverso. Ese examen se encontró ayer y el suspenso fue de esos que te echaban rodando, vamos, de cero.

No sirve de excusa que el colegiado no ayudara. Quizás se tragó un penalti, pero en todo caso era dudoso y tal y como venía la jornada nadie se atrevía a pitar nada. Pero lo demás es mejorable, empezando por la actitud de Kapo, sancionable porque cuando más lo necesitaban se borró.

Hasta entonces, los locales habían aburrido con un juego previsible que facilitaba la tarea de la zaga isleña, que se frotaba las manos en cada pelotazo de Álvaro y Alexis, que fueron los encargados de iniciar el juego desde 50 metros y así era imposible. Para eso, el único punta válido estaba en la tribuna, era Reggi, por lo que habiendo lo que había, la manera de jugar era otra. El técnico granota equivocó el registro, porque sería peor pensar que no tiene otro.

Pero si la actuación colectiva no fue buena, en lo individual tampoco se estuvo acertado. Ettien tuvo la tarde mala y Kapo tres cuartos de lo mismo. Encima, Luyindula jugó mermado y dio el susto final y Riga anduvo preocupado por defender, estuvo más cerca de la medular que del área y ése no es su sitio. A esto hubo que sumar que el doble pivote cumple robando, pero no creando y que la entrada de Berson empeoró aún las cosas. Pese a esto, el empate hubiera sido merecido, más aún tras la entrada de Nino que demostró que merece más minutos, pero Arango castigó un fallo de marcaje y un mal despeje con un 0-1 que llega como aviso de que esto no va a ser nada fácil.