Match-ball en Rasunda bajo el síndrome del 7

Clasificación Euro 2008 | Suecia - España

Match-ball en Rasunda bajo el síndrome del 7

Match-ball en Rasunda bajo el síndrome del 7

jesús sancho

Juanito, Capdevila y Angulo, novedades. Xavi titular y no Iniesta

España se juega una gran porción de sus posibilidades de jugar la fase final de la Eurocopa-2008, y Luis Aragonés su continuidad, esta noche en el estadio Rasunda de Estocolmo. Un recinto con historia grande, pues fue allí, el 29 de junio de 1958, cuando O Rei Pelé se coronó por primera vez campeón del mundo y Brasil consiguió su primer y único título en Europa. Más tarde, Dinamarca dio la gran sorpresa al conquistar la Eurocopa-92, a cuya fase final acudió tras apartar la UEFA a Yugoslavia por la Guerra de los Balcanes. Los futbolistas daneses se encontraban de vacaciones y fueron reclutados de la noche a la mañana para formar un equipo al que no se le pedía más que ayudara a completar el grupo de los 'plavi'. Enésima confirmación de que "fúmbol es fúmbol", como dice Boskov.

En Rasunda España jugará bajo el síndrome del 7: el fantasma de Raúl y la salida de madre de otro 7, Joaquín, cuyas manifestaciones sobre el momento de equipo, un despelote y un caos según su saber y entender, han agitado las de por sí agitadísimas vísperas del primer partido sin Raúl, 102 después. Iker Casillas, capitán en ausencia del de siempre, se puso ayer los galones y disparó contra el ahora valencianista: "Joaquín ya es mayorcito y sabrá lo que dice, pero no estamos de acuerdo con él. Ahora hay que apoyar a la Selección ante la importancia de lo que nos jugamos. Otro jugador que todos sabemos no ha hecho esto"; Raúl y su fantasma. Luis apuntilló al de El Puerto: "De 29 partidos que llevo como seleccionador, he traído a Joaquín en 27. la confianza no se regala, hay que ganársela". ¡Bonito ambiente!

Luis cambiará tres jugadores del equipo titular en relación al que cayó lamentablemente en Belfast ante Irlanda el pasado 6 de septiembre.

Cambios.

Esta vez serán de la partida Juanito, Capdevila y Angulo, para formar un 4-4-2 con el que sorprender a Suecia con el contraataque. Que Suecia salga al ataque es algo que está por ver: tengamos fe.

Luis despejó ayer, y salvo vuelta atrás de última hora (lo cual tampoco sería sorprendente en el personaje), la duda que le acompañó desde Madrid: jugará Xavi e Iniesta esperará en el banquillo. Sostiene Aragonés que éste es un partido para hombres y considera que ahora lo es más el catalán que el manchego. Angulo reforzará la banda derecha, donde Sergio Ramos sufre como lateral, y la manija la llevarán entre Cesc y el citado Xavi, a los que Albelda les dará oxígeno. Ya explicó José Damián González que la derrota ante Francia en el Mundial le enseñó a Luis que Albelda no faltará en ningún partido mientras él siga siendo el técnico.

Está por ver hasta cuándo, claro. Porque pese a que la federación y el propio Luis aseguran que éste continuará pase lo que pase ante Suecia ("lo he hablado con Villar", explicó Luis), el entorno del equipo da a Luis por despedido si España no sale vivo de Rasunda.

La cuestión es si dimitiría o presentaría su dimisión. Joaquín podría justificar lo del despelote con un dato: Luis es el único seleccionador del mundo que no tiene firmado su contrato. Según el técnico, su indemnización le costaría a la federación lo mismo, se fuera o le echaran. "Me daría para una pequeña juerga o para ir a ver a un torero valenciano que me gusta", manifestó refiriéndose a Enrique Ponce, parece.

Sea como fuere, y pensando en positivo, Luis y sus fieles aseguran que el equipo y que la desidia y los errores del último partido no se repetirán. Pero no deja de ser curioso que el plan español sea darle la iniciativa al contrario y tratar de pillar a los suecos a la contra. ¿Supone eso que firmarían de entrada el empate? Muchos opinan que lo harían con los ojos cerrados.

Juanito y Capdevila serán nuevos atrás y el 4-4-2 en rombo dejará a Angulo y Cesc a los lados, con Xavi y Albelda en el eje. Arriba estarán los clásicos, Villa y Torres. Los luisólogos afirman que en la formación del equipo se explica la ausencia de Raúl: Torres y Villa le cierran el paso arriba y Cesc e Iniesta, en el enganche.

Hierve Suecia.

Y si España es un lío, Suecia no le va a la zaga. Pero es el líder del grupo con dos victorias en dos partidos (en Letonia y Liechstestein), lo que le da una cierta tranquilidad, que les aumenta, aseguran la ausencia de Raúl al que siguen considerando el mejor jugador español.

La renuncia de Ibrahimovic más la retirada de Larsson obligan a los suecos a apostar por un nuevo ataque, con Elmander y Svensson o Allback, su mayor referencia goleadora que no está físicamente a tope. Lo que no les faltará será el aliento de su gente, pues las 35.000 localidades del Rasunda se agotaron hace días.