Cesc admite que si marca un gol en la final no podrá contenerse

Liga de Campeones | Arsenal

Cesc admite que si marca un gol en la final no podrá contenerse

Cesc coincidió hoy con el portero barcelonista, Víctor Valdés, durante un acto promocional de un campus de verano, un día después de haber estado junto a otros de sus rivales en la final del próximo miércoles, como Carles Puyol, Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

El centrocampista español del Arsenal, Francesc Fábregas, Cesc, admitió hoy que en caso de marcarle un gol al FC Barcelona, su anterior club, en la final de la Liga de Campeones, ve difícil poder contenerse para celebrarlo, dada la trascendencia del encuentro.

El medio catalán participó ayer en la jornada de convivencia de la selección española en Madrid y hoy estuvo en Barcelona para presentar un campus organizado por Nike para jóvenes que se celebrará en Andorra del 2 al 15 de julio, en el que estará junto a Valdés. Antes, se volverán a ver las caras en la final de París, ante la que Cesc reconoce que, pese a su pasado en el Barça, celebraría un gol en caso de marcar.

"Este tipo de partidos no pasan cada día y a mí nadie me asegura que volveré a jugar otra final", comentó. "Por más amigos que tenga aquí y por más momentos inolvidables que haya pasado en el Barcelona, también sé que si marco un gol y hubiera algo que por dentro me diga que no tengo que celebrarlo, sería muy difícil contener una emoción tan fuerte", explicó Cesc.

El jugador de Arenys de Mar, de 19 años recién cumplidos, también recordó lo mucho que supone jugar la final de la Liga de Campeones y lo especial de la cita por reencontrarse con el Barcelona, en el que estuvo de los 11 a los 16 años, hasta hace tres temporadas.

"Que el fútbol sea justo y gane el mejor"

"Quién me iba a decir a mí hace dos o tres años, o incluso hace seis meses, que iba a jugar una final contra el club en el que viví tantas cosas, pero así lo ha querido el destino", comentó. Por otro lado, aclaró que toda su familia irá con el Arsenal.

Cesc, pese a lo publicado en alguna entrevista, dijo que puede "asegurar" que toda su familia y sus mejores amigos estarán "de su lado" en la final, aunque muchos sean aficionados del Barcelona. En cuanto al partido, mantuvo que considera que "no hay favoritos".

"Que el fútbol sea justo y que gane el mejor", concluyó. Cesc no cree que el hecho de que el Arsenal nunca haya sido campeón de Europa suponga mayor presión para su equipo ante el FC Barcelona, una vez ganador de la máxima competición europea, en el año 1992.

En su opinión, se trata de una "presión añadida", "pero también tiene presión el Barcelona", dijo, "porque en este tipo de partidos, tengas tres, cuatro o ninguna Copa de Europa, siempre tienes la misma motivación, la misma ilusión y la misma mentalidad ganadora".

Días "muy largos" hasta París

Cesc, por último, apuntó que a los jugadores del Arsenal se les van a hacer "muy largos" los siete días que faltan hasta la disputa de la final, una vez concluida la temporada en Inglaterra, algo que también supone una diferencia respecto al Barcelona.

"A ellos les quedan además dos partidos de Liga hasta el final de temporada y nosotros tenemos siete días intensos hasta que llegue el que va a ser uno de los días más importantes de nuestra vida", dijo, asegurando que no jugar antes "no es una ventaja ni una desventaja".

El centrocampista del Arsenal, finalmente, expresó su ilusión por la posibilidad de jugar su primer Mundial, aunque fue prudente y dijo que haber estado en las jornadas de convivencia le supone "una gran satisfacción, pero no significa que vaya a ir y aún hay que esperar".