Temas del día

El Valencia dice adiós a puerta cerrada

Copa del Rey | Valencia 1 - Deportivo 1

El Valencia dice adiós a puerta cerrada

El Valencia dice adiós a puerta cerrada

AS

Los de Joaquín Caparrós jugaron mejor sus bazas y marcaron gracias a un penalti bastante dudoso cometido sobre el debutante Senel. El Valencia, sin el apoyo de su público, no dispuso del tiempo ni de la intensidad necesaria para remontar la eliminatoria

Un partido a puerta cerrada es una cosa rara y curiosa, algo tan extraño como una película de gladiadores sin romanos en el coliseum; allí se escucharía el batir de las espadas, en Mestalla, sólo se escuchó el golpeo del balón, el chocar de los tacos y los gritos de técnicos y jugadores. Para ellos las circunstancias también resultaban extraordinarias y seguro que, para más de uno, era como volver al fútbol de barrio, al fútbol sin espectadores, al juego de niños en un parque donde tan sólo participan compañeros y rivales.

Lo acontecido en el tenso, polémico e "interruptus" medio partido de hace una semana se podría resumir en la roja directa a Marchena, por codazo a Arizmendi, el gol de David Villa tras rechace de Molina a disparo de Angulo y el monedazo al pobre de Egido Rozas, el asistente de Megía Dávila. Más calado ha tenido sin duda la polémica originada tras el encuentro, con comités, juzgados y comisiones que nos ha tenido en vilo, sin saber si había partido, cuándo, dónde o como.

Comenzó lo que quedaba pendiente de la primer parte interrumpida y, casi en un suspiro, el descanso, que no dio tiempo para más, apenas a calentar un poco. A los cinco minutos ya estaban de nuevo los veintidós protagonistas sobre el césped del desangelado estadio.

El juego en la segunda parte se pareció bastante al que desplegaron valencianos y deportivistas hace siete días, esto es, mucha presión, mucha pizarra, mucha falta, y poco juego. Si acaso, del Depor, que se apoderó del balón durante los primeros minutos, quiso llegar al área de Cañizares y fue el primero en efectuar un disparo con cierto peligro a puerta en una falta directa lanzada por Capdevilla.

No quedaba demasiado tiempo y el Valencia se esforzó por igualar en la posesión al rival y buscó los desmarques de Angulo y Villa, aunque lo cierto es que sin Aimar en el campo y con un jugador menos, no era tarea fácil. Aún así, dispusieron los de Quique de alguna oportunidad, e incluso de un posible penalti sobre Villa.

Pero de un penalti no señalado a otro que sí se pito, pero en el área de Cañizares; disparo de Munitis, rechace de Cañete y el debutante Senel que busca ese balón suelto y cae en el forcejeo con Albelda. Penalti dudoso, pero transformado por Víctor Sánchez del Amo.

Puso Quique en juego a Kluivert, Fabio Aurelio y Aimar que, por cierto, había jugado los primeros cuarenta y cuatro minutos hace una semana. Pero no dio tiempo a fraguar una reacción, y tampoco estaba el público para animar y Caparrós también tiró de banquillo y sacó a jugadores (Dushcher, Héctor y César) para pelear y mantener un resultado que deja al Deportivo emparejado con el Espanyol en semifinales.