Amistosos
Qatar Qatar QAT

-

Islandia Islandia ISL

-

LaLiga 1,2,3
NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

109

Portland Trail Blazers POR

119

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

131

New York Knicks NYK

117

FINALIZADO
Miami Heat MIA

97

Los Angeles Lakers LAL

113

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

104

Golden State Warriors GSW

92

Campeonato Brasileño Serie A
Liga Colombiana II

Raúl Llorente: Un zurdo veloz e internacional indiscutible

Raúl Llorente: Un zurdo veloz e internacional indiscutible

Si Carlos Bianchi no echó mano de los fichajes estivales para apuntalar el puesto de lateral zurdo en el Atlético es porque el recambio no tenía que buscarlo lejos: estaba en la cantera. Marcos Martín y Raúl Llorente. Ellos son los sustitutos de Antonio López. El primero, indiscutible en los entrenamientos del Atlético este a el segundo, convocado para el partido entre Athletic y Atlético. Su primera llamada con el primer equipo. La citación de Raúl Llorente (Madrid, 1986) no sorprende. El lateral zurdo, titular del Atlético B, internacional Sub- 17, Sub-18 y Sub-19, es una de las promesas de la fábrica rojiblanca: vertiginoso y vertical se le define como a Martin Petrov: su velocidad es un puñal, pero atrás. José Manuel Lucas fue su primer entrenador en el Atlético. Raúl llegó al equipo de Cadetes A procedente de Alcobendas, como su compañero y amigo, además del primer canterano en debutar con el técnico argentino, Mario Suárez, y, a pesar de sus 19 años, ya conoce las amarguras del fútbol: una lesión en la rodilla derecha le encalló en la semifinal del Mundial Sub-17 ante Argentina. Resurgió. Se levantó y tomó el esfuerzo como leiv motiv. Su rodilla, esta vez el menisco, le falló de nuevo en el Atlético Aviación. Resurgió otra vez. Y todo por su casta. La lesión de Antonio López le ha brindado el dorsal 32 del primer equipo y la oportunidad, si debutara, de mostrar su garra en un campo de Primera. Lleva años demostrándolo en la cantera y, si ha de salir en San Mamés, no la desaprovechará: son muchos ya los años que lleva demostrando que no es bisoño ante el reto.