Los jugadores pueden defenderse de seguidores violentos, según el Supremo

Internacional | Italia

Los jugadores pueden defenderse de seguidores violentos, según el Supremo

Así lo remarca una sentencia del Supremo que anula, disponiendo la realización de un nuevo juicio, la condena de seis meses de reclusión por lesiones graves contra un jugador de fútbol sala que había propinado un cabezazo y una bofetada a dos seguidores "ultras" que lo perseguían.

Los jugadores, especialmente los de un deporte de equipo, pueden defenderse de las acciones de los aficionados violentos que les persigan hasta los vestuarios y se les acerquen de forma agresiva, según una sentencia emitida por el Tribunal Supremo italiano.

Así, al menos, lo remarca una sentencia del Supremo que anula, disponiendo la realización de un nuevo juicio, la condena de seis meses de reclusión por lesiones graves contra un jugador de fútbol sala que había propinado un cabezazo y una bofetada a dos seguidores "ultras" que lo perseguían.

Un incidente que se produjo al término del partido Viagrande-Agusta, donde se vivió toda una pelea entre jugadores y aficionados que saltaron a la cancha.

La condena de seis meses había sido dictada por el Tribunal de Apelación de Catania, que consideró culpable de agresión al jugador pese a que antes el tribunal de primer grado le había absuelto, ya que consideró que se había defendido de forma legítima ante una situación de peligro.

El futbolista, ante la nueva sentencia, presentó recurso al Tribunal Supremo, que ahora le ha dado la razón al señalar que "el clima de desesperada tensión verificada dentro de un pabellón, en un ambiente cerrado con limitadas posibilidades de fuga, tras una serie de agresiones de los aficionados locales" bien podía "generar la necesidad de reaccionar para defender su propia integridad frente a un peligro inminente".

"En similares circunstancias quien se defiende preventivamente no es castigable", añade la sentencia del Tribunal Supremo.