Gaspart: "El caso Figo fue un robo y el Barça no robó a Eto'o a nadie"

Primera | Barcelona

Gaspart: "El caso Figo fue un robo y el Barça no robó a Eto'o a nadie"

Gaspart: "El caso Figo fue un robo y el Barça no robó a Eto'o a nadie"

JORDI ALEMANY

"El caso Figo fue un robo y el Barcelona no ha robado a Eto'o a nadie. Ha fichado a un buen jugador y, en cambio, el Madrid hizo un robo, deportivo, pero un robo al fin y al cabo", aseguró el ex presidente del Barcelona.

El ex presidente del Barcelona Joan Gaspart alabó el comportamiento del público del Santiago Bernabéu en el clásico del pasado sábado que, según él, puede marcar "un antes y un después" en la actitud de los espectadores, y se felicitó por el buen momento de los blaugrana liderados por Ronaldinho y Eto'o, una perla despojada al rival, pero que no quiso comparar con el caso Figo.

En declaraciones a Europa Press, Gaspart no encontró similitudes entre el bautizado como caso Figo y la contratación de Eto'o. "El caso Figo fue un robo y el Barcelona no ha robado a Eto'o a nadie. Ha fichado a un buen jugador y, en cambio, el Madrid hizo un robo, deportivo, pero un robo al fin y al cabo", aseguró.

Joan Gaspart, quien participó en un hotel de Palma de Mallorca en la primera edición del 'Illes Balears Forum' -un observatorio mundial que pretende descubrir las sinergias entre el deporte y el turismo al que asisten expertos de todo el mundo-, dijo que los aplausos del Bernabéu pueden crear estilo.

"Ojalá que el ejemplo que se dio en el Bernabéu se extienda como filosofía y cultura en el deporte rey. Creo que los socios y simpatizantes del Madrid dieron una lección porque, desde la rivalidad deportiva y un estado de crispación deportiva también, supieron reconocer el juego de un equipo rival. Ojalá sea el inicio de una nueva forma de ir al fútbol", deseó.

Galácticos

A su juicio, el modelo de los galácticos "no se ha acabado". "Los grandes jugadores lo seguirán siendo, por tanto el modelo es bueno. Lo que sí se acaba es la edad de las personas y rendir igual a los treinta. Es un modelo que hay que ir renovando y eso es muy costoso. También son galácticos Ronaldinho, Eto'o o Deco", apuntó.

En este sentido, añadió que el Madrid "hizo en su día lo que tenía que hacer, ganó sus títulos, porque en el fútbol de hoy sólo se vive del partido del domingo anterior, y ahora ese equipo se les ha hecho mayor". "Tendrán que renovarlo, espero que lo hagan tarde y mal. Pero, en su momento, lo hicieron correctamente", recalcó.

Por otro lado, negó que su presencia como directivo de la Federación Española o el apoyo de Joan Laporta a Ángel María Villar en las pasadas elecciones hayan dado sus frutos en forma de sanciones o concesión de licencias. "Es mentira que el Barcelona se haya visto beneficiado por el caso del Camp Nou o el de Messi. No es cierto que el Barça tenga una situación de privilegio o de ventaja. ¿Preocuparme? Eso no me preocupa, lo que me preocuparía es si no ganara partidos, pero si lo hace no me importa que digan que la Federación apoya al Barcelona", subrayó.

El asunto de trasfondo, para él, es que existe "un problema de competencias" entre la Liga y la RFEF que hay que resolver. "La Liga no puede pensar que las competencias que históricamente han sido de la Federación las puede asumir. Luego ya se mezcla todo. El tema de las licencias o arbitral. Entiendo que la Liga tiene que aceptar que fue creada por la Federación, es un hijo de la Federación y lo que no puede es asumir las competencias que le competen por ley a la federación. Si la Liga no acepta esta situación, la federación aplicará las competencias que ha tenido siempre, las aplicará al margen de la Liga", aseguró.

El Barcelona y la política

Por otra parte, la pancarta de apoyo al Estatut y el acto en el que se exhibió un mapa con los países catalanes para reivindicar la Unidad Lingüística crearon un sentimiento de indignación en las regiones de Valencia y Baleares y en los políticos que las representan.

Sin embargo, Joan Gaspart opina que no hay que dar mayor trascendencia a un sentimiento que para él está inyectado en la piel de los barcelonistas. "El señor Laporta no está politizando el club, lo que está haciendo es dejar constancia de lo que ha sido el Barça desde su fundación. Parece como si ahora se descubriera que el Barcelona es más que un club, eso se ha dicho siempre con orgullo y todo el mundo ha aceptado lo que representa el Barça, no sólo en el aspecto deportivo sino de país. Un presidente del Barcelona murió por defender estas ideas. Imagínese si el señor Laporta no está alejado de este sentimiento de todos los culés. No creo que esté politizando el Barça, está repitiendo lo que siempre ha sido. No creo que este tema tenga que extrañar a nadie", comentó.