Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Octavo detenido en los incidentes del derbi

Primera | Incidentes Sevilla- Betis

Octavo detenido en los incidentes del derbi

El nuevo detenido es Esteban J.F., de 19 años, y pasará mañana a disposición judicial.

La Policía detuvo hoy a otro joven, de 19 años, como presunto autor de la agresión sufrida por un guardia de seguridad en el derbi Sevilla-Betis del pasado domingo, con lo que ya son ocho los aficionados radicales detenidos o identificados como participantes en los incidentes del Ramón Sánchez Pizjuán.

En un comunicado remitido a Efe, la Jefatura Superior de Policía en Sevilla informó que el nuevo detenido es Esteban J.F., de 19 años, y pasará mañana a disposición judicial como uno de los cinco presuntos autores de la paliza al vigilante de seguridad, que sufrió fractura del tabique nasal y la fisura de varias costillas.

La nota añade que la Policía continúa las investigaciones para el esclarecimiento total de los hechos y para identificar y detener a cuantos aficionados radicales participaron en dicha agresión.

Exento por tener menos de 14 años

De los otros jóvenes ya identificados, uno de ellos está exento total de responsabilidad penal por no haber cumplido los 14 años, por lo que no se le tomará declaración ni será acusado y, según la Ley Penal del Menor, la única actuación contra él ha sido poner los hechos en conocimiento de sus padres, dijeron hoy a Efe fuentes judiciales.

Por otra parte, el Juzgado de instrucción 3 de Sevilla, que anoche estaba de guardia, dejó en libertad sin fianza a Marco Antonio F.S., de 20 años, identificado en las imágenes de televisión como uno de los autores de la paliza.

El día anterior, el juzgado de instrucción 1 había ordenado la prisión incondicional y sin fianza para Diego R.T., de 20 años y otro de los presuntos agresores.

El Juzgado entra en acción

El Juzgado de Guardia de Sevilla ordenó ayer, miércoles, el ingreso en un centro cerrado de otro chico de 17 años detenido por agredir al vigilante, mientras que decretó la libertad de otro joven, Samuel F.F., de 23 años, que fue quien introdujo la muleta en el estadio, pero no participó en la agresión.

Además, el Juzgado de Guardia dejó en libertad sin fianza, aunque con obligación de personarse los días 11 y 25 de cada mes, a Francisco C.P., de 29 años, que saltó al campo e intentó agredir al portero bético Prats, y a Mario S.A., de 28, que exhibía una pancarta que incitaba a la violencia y se resistió a la Policía.