Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

Angulo ilumina al Madrid

Euroliga | Partizán 82 - Real Madrid 86

Angulo ilumina al Madrid

Angulo ilumina al Madrid

El Real Madrid ha debutado en la Euroliga con un importante triunfo en la pista del Partizán de Belgrado, victoria que ha logrado gracias, en buena medida, a la actuación de Lucio Angulo.

La garra de Lucio Angulo decidió la primera victoria continental de la temporada para el Real Madrid en una noche de luces y sombras a cargo del conjunto blanco sobre el parqué del pabellón Pionir, donde el alero aragonés resultó decisivo en todos los aspectos.

Angulo, aparte de anotar veinte puntos, encarnó todas las virtudes que le han convertido en un fijo de la selección y fue la salvación para un Real Madrid empeñado en complicarse la vida una y otra vez, voluntarioso en defensa, pero errático en un ataque al que sólo el jugador zaragozano y Eduardo Hernández-Sonseca dieron coherencia y cierta continuidad.

Los constantes altibajos madridistas hicieron posible que el Partizan, gracias a Milos Vujanic -veintiséis puntos- y el talento del joven pívot Nenad Krstic, obviará sus nefastos porcentajes de tiro y alcanzará los últimos minutos con posibilidades de anotarse el triunfo.

Poco acierto local

El desacierto local en los tiros de campo esbozó un panorama esperanzador para el cuadro madridista. El Partizan, un equipo repleto de prometedores como Krstic o Kosta Perovic, pero también con poco experiencia, parecía acusar la falta de rodaje en competición internacional.

Los seis primeros lanzamientos puntos del equipo yugoslavo acabaron fuera del aro español mientras el marcador empezaba a moverse a favor de los visitantes. Sin embargo, la habilidad de los yugoslavos desde la línea de triples cambió el signo del partido y redujo todo el ataque blanco a los tiros libres durante el tramo final del primer cuarto.

Las cosas empezaban a complicarse para el Madrid. Pero allí estaba Javier Imbroda. Una maniobra táctica del técnico melillense, que situó a dos bases en pista al mismo tiempo -Lucas Victoriano y Michael Hawkins- paró en seco al Partizan. La ventaja yugoslava voló y el Madrid, a remolque de las primeras intervenciones defensiva de Angulo, tocó el intermedio por delante (39-42).

Daba la sensación de que los blancos, por fin, habían encontrado su sitio en la cancha. No era así. La reanudación volvió a mostrar un Madrid intermitente, siempre con actitud y ganas, pero incapaz de desenvolverse con continuidad.

La reacción del Partizan, una vez más, acabó en las manos de Angulo. El aragonés volvió a lanzar a sus compañeros, a recuperar balones, a trabajar en defensa, a conducir contragolpes, a hacerlo, en definitiva, casi todo. Su trabajo metió el partido en el bolsillo madridista. Diez puntos de diferencia y poco más de cinco minutos de juego sonaban a triunfo decidido (62-72).

Pues tampoco. Los blancos dejaron que Vujanic resucitase al conjunto de Belgrado, le pusiese a tres puntos (72-75) y revolucionase un final que, por fortuna para el Madrid, estaba hecho a la medida de Angulo, el héroe de la noche, que remató su excelente actuación con la recuperación del balón definitivo (de 79-82 a 79-84) para marcharse del Pionir por la puerta grande.

LA FICHA:

Partizán (23+16+16+27): Vujanic (26), O'Connor (-), Canak (12), Sekulic (6), Ostojic (7) -cinco inicial-, Savovic (1), Kecman (12), Perovic (5), Krstic (13), Avdalovic (-) y Tripkovic (-).

Real Madrid (16+26+20+24): Hawkins (7), Herreros (5), Angulo (20), Alston (7), Hernández-Sonseca (11) -cinco inicial-, Victoriano (8), Digbeu (9), Tarlac (14) y Lampe (5).

Árbitros: Gasperin (FRA), Janac (SVK) y Bachar (ISR). Excluyeron por personales a Kecman (m.32), Hernández-Sonseca (m.34), Krstic (m.39), Victoriano (m.39) y Alston (m.40).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de la primera fase de la Euroliga 2002-2003 disputado en el pabellón Pionir ante unos 7.000 espectadores.