Competición
  • Clasificación Eurocopa

Un menor ingresa en un centro cerrado y otro agresor, en la cárcel

Primera | Incidentes Sevilla-Betis

Un menor ingresa en un centro cerrado y otro agresor, en la cárcel

Diego R.T., de 20 años, ha quedado ingresado en prisión incondicional y sin fianza también por la agresión al guarda de seguridad.

El Juzgado de Guardia de Sevilla ha ordenado el ingreso en un centro cerrado del menor de edad detenido por agredir a un guarda de seguridad en el derbi Sevilla-Betis del pasado domingo, mientras que Diego R.T., de 20 años, quedó ingresado en prisión incondicional y sin fianza por los mismos incidentes.

Fuentes judiciales han dicho que el joven de 17 años, cuya identidad no se ha facilitado, fue ingresado a última hora de anoche en un centro de reeducación fuera de la provincia de Sevilla pero dentro de Andalucía, de acuerdo con la petición realizada por la Fiscalía de Menores.

Este joven, presunto autor de la agresión con una muleta al guarda de seguridad, se encuentra en situación de comunicado, por lo que puede recibir visitas de su familia, y su régimen de internamiento puede ser modificado en cualquier momento, a petición del fiscal, cuando haya mejorado de su agresividad, según las citadas fuentes.

En libertad el que introdujo la muleta pasándose por minusválido

Por otra parte, el Juzgado de Guardia de Sevilla decretó en la medianoche pasada el ingreso en prisión incondicional y sin fianza de otro de los detenidos por los incidentes, Diego R.T., que participó activamente en la paliza al guarda, según se desprende de las imágenes de televisión aportadas a la causa.

El juzgado, no obstante, ha decretado la libertad del segundo detenido, Samuel F.F., de 23 años, que fue quien introdujo la muleta en el estadio, haciéndose pasar por minusválido para beneficiarse de una rebaja en la entrada, pero no participó en la agresión.

En libertad el que agredió a Prats

Ayer el Juzgado de Guardia dejó en libertad sin fianza, aunque con obligación de personarse los días 11 y 25 de cada mes, a Francisco C.P., de 29 años, que saltó al terreno de juego e intentó agredir al portero bético Prats, y a Mario S.A., de 28 años, que exhibía en el estadio una pancarta "ultra" que incitaba a la violencia y se resistió a la Policía.

Un portavoz policial ha dicho que continúan las investigaciones para identificar y detener a cuantos aficionados radicales participaron en la agresión al vigilante, que resultó con fractura de tabique nasal y fisura en varias costillas, ya que en las imágenes de televisión se ve la participación de varios jóvenes.