EPIK

Instagram

Una influencer promociona libros de cartón "por si quieres decorar la casa pero no leer"

La superestrella francesa de Instagram, Maddy Burciaga, ha sido criticada por promocionar libros falsos y caros que son el accesorio perfecto para decorar la casa.

Una influencer promociona libros de cartón "por si quieres decorar la casa pero no leer"

Si quieres triunfar como influencer en las redes sociales, tienes que parecerlo, y una forma de conseguirlo es utilizando libros falsos como decoración.

La superestrella francesa de Instagram, Maddy Burciaga, ha sido criticada por promocionar libros falsos y caros que son el accesorio perfecto para decorar la casa. En una historia de Instagram, la joven de 27 años muestra copias falsas de libros de Chanel e Yves Saint Laurent, añadiendo que los libros reales son bastante caros en librerías y boutiques.

Pero si no te interesa leer los libros, sino que sólo quieres presumir ante tus seguidores, puedes conseguir estos bloques de cartón que parecen libros, por solo una parte del precio". Su campaña de promoción no salió como estaba previsto.

Burciaga, que saltó a la fama tras aparecer en varios programas de la televisión francesa,  tiene más de 2,4 millones de seguidores sólo en Instagram, por lo que su historia de Insta se hizo rápidamente viral, y cosechó reacciones generalmente negativas.

"Oh sí, sabíamos que todo en sus vidas era falso, pero ¿hasta los libros de cartón? Esta gente no tiene dignidad", tuiteó una persona.

Pero el hecho de que los libros fueran en realidad falsos e infringieran los derechos de autor de los propietarios de los originales fue sólo una parte de lo que enardeció a las masas. Después de mostrar los productos, Maddy Burciaga procedió a ofrecer códigos de promoción que permitían a sus seguidores no sólo obtener un gran precio (19,99 euros por libro falso), sino también aprovechar una oferta de "compra uno y llévete otro gratis".

El problema de la oferta de Burciaga era que estas falsificaciones podían comprarse por tan solo 3 o 4 euros en plataformas de compra online chinas como Aliexpress.

No es la primera vez que Maddy Burciaga es noticia por las razones equivocadas. Ya en noviembre de 2020, la influencer utilizó la imagen de la Fundación Brigitte Bardot para vender sus productos cosméticos, alegando que el uso de un código promocional no solo garantizaba una mejor oferta, sino que también incluía una donación a la organización benéfica. Solo que la fundación denunció rápidamente la promoción como falsa, y afirmó que nunca había autorizado el uso de su nombre con fines comerciales.