EPIK

Cine

Diez clásicos de Walt Disney ordenados de peor a mejor

Un día como hoy, en 1901, nacía Walt Disney. Recordamos su legado con los clásicos que han divertido tanto a niños como a adultos.

Diez clásicos de Walt Disney ordenados de peor a mejor

El 5 de diciembre de 1901 nacía el hombre que cambiaría para siempre el séptimo arte. Walt Disney fue pionero en la industria de la animación estadounidense y logró divertir y enseñar valores a niños y adultos durante todo su legado e incluso después de su muerte en 1966. Hoy le homenajeamos ordenando de peor a mejor los diez mejores clásicos de Disney.

10. Mulan (1998)

Para muchos quizás no merezca un hueco en la lista, pero lo cierto es que 'Mulan' por fin alejó a Disney de esas princesas que solo buscaban la belleza y alguien que las rescatara y nos enseñó que una mujer también puede ser la heroína. Y si a eso le incluimos las grandes escenas en el campamento y la elocuencia de Mushu, 'Mulan' se consolida como una de las diez mejores de Walt Disney.

9. Tarzan (1999)

Tarzan nos dejó algunas escenas memorables al ritmo de la banda sonora de Phil Collins. Entre otras, siempre le recordaremos corriendo en las lianas o aprendiendo lo que es el mundo fuera de la selva a través de las diapositivas que le mostraba Jane. Y para los más marchosos, también queda para el recuerdo la escena en la que Terk y los demás gorilas componen una canción con los 'extraños' objetos que usamos los humanos. 

8. El emperador y sus locuras (2000)

Tuvimos que entrar en el siglo XXI para que Disney hiciera una película que no pareciera de Disney. Con ello nos referimos a que el humor está liderado por una ironía más descarada que nunca, que solo hay un número musical al comienzo de la película (lo cual es de agradecer, porque con permiso de Disney algunas de sus obras tienen canciones realmente infumables) y no hay ninguna historia de amor innecesaria. Un plus, además, es que la película esté cómicamente relatada por la voz del protagonista.

7. La bella y la bestia (1991)

Quién no recuerda eso de "la belleza está en el interior". Después de llenarnos de princesas y príncipes apuestos, Disney trató de corregirse lanzando una lección de bondad a los niños.

6. 101 Dálmatas (1961)

Ingeniosa, encantadora, y completamente emocional tanto para pequeños para mayores. La primera escena ya consigue llamar la atención de sus espectadores: en un desastroso piso de Londres, Roger vive únicamente preocupado por sus creaciones musicales. En ese mundo alejado de la realidad, el joven parece vivir completamente al margen de relaciones amistosas y amorosas, pero su perro Pongo pronto le hace cambiar de idea.

5. Peter Pan (1953)

Probablemente se trate del clásico que dejó a los niños más embobados que nunca. Aunque nunca haya estado a la altura de películas como 'Aladdin o 'El rey león', la genial idea de ese lejano país de nunca jamás en el que podías volar, existían sirenas y la máxima preocupación era divertirse (y evitar al malvado Garfio, claro) lanzó un reflexivo mensaje sobre el mundo en el que vivimos.

4. Aladdin (1992)

Nos atrevemos a decir que se trata de la película más cómica de Disney. Y en eso todo el esplendor se lo lleva el Genio, que en España tuvo un magnífico doblaje interpretado por Josema Yuste.

3. Fantasía (1940)

Uno de los primeros clásicos de Disney que actualmente se considera una obra maestra. Cada una de las bonitas historias contadas en 'Fantasía' se cuentan al ritmo de grandes obras de música clásica.

2. El Rey León (1994)

Nadie rememora a Walt Disney sin recordar 'El rey león'. Simba nos enseñó a vivir los pequeños placeres de la vida con Timón y Pumba, a superar la muerte injusta de un padre, a enamorarnos, y ser responsables de nosotros y del resto cuando la situación lo requiere.

1. El libro de la selva (1967)

Lo tiene todo. Personajes cuidadosamente construidos para representar un papel en el mundo (la responsabilidad y tozudez de Bagheera, la despreocupación y ganas de divertirse de Baloo, la inocencia de Mowgli, la locura del Rey Loui, la capacidad de liderazgo de Papá Lobo), y una apabullante banda sonora que no envejece por muchos años que pasen.