EPIK

Lo más curioso

La 'Rapunzel' japonesa que no se ha cortado el pelo en más de 15 años

A Rin, que vive en Tokio, nunca se le permitió crecer su cabello cuando era niña. Y claro de esos traumas surgen luego este tipo de cosas. Los peluqueros no ganan un céntimo con ella.

La 'Rapunzel' japonesa que no se ha cortado el pelo en más de 15 años

Rin Kambe, de 35 años, ha sido apodada la Rapunzel japonesa por su melena de casi 2 metros de largo, que no se ha cortado en 15 años.

A Rin, que vive en Tokio, nunca le permitieron dejar crecer su cabello cuando era niña. Estaba en el equipo de fútbol femenino, así que tenía que mantenerlo corto, pero cuando se convirtió en adulta, decidió tomar el control de su cabello y usarlo como "arma de expresión".

La última vez que se cortó el pelo fue hace 15 años, y ahora sus mechones negros y rectos miden 1,88 metros, más que ella misma. Aunque su pelo a veces se convierte en un incordio cuando hace las tareas más simples, como cambiarse de ropa, la bailarina y modelo japonesa dijo que le encanta su melena larga.

"Crecí con padres estrictos y cuando era niña, estaba en el equipo de fútbol femenino y siempre tenía un problema por esto", dijo Rin Kambe al Daily Star. "Me dejé crecer el pelo cuando empecé a bailar en serio a los veinte años y ahora mi pelo llega al suelo. Empecé a dejarme crecer el pelo porque quería brillar a mi manera".

La mujer de 35 años dice que constantemente le preguntan si su cabello es real, y que las reacciones de la gente al respecto son variadas. Algunos están realmente impresionados por ello, mientras que otros lo consideran demasiado. Aunque ha sido objeto de comentarios odiosos en redes sociales debido a su aspecto inusual, Rin dice que ha aprendido a aceptar que todo el mundo tiene derecho a opinar.

"Tengo muchas reacciones a mi cabello. Hay hombres en el mundo que lo aprecian y también hay gente que piensa que es un monstruo", dijo Kambe. "Creo que es natural que haya diferentes opiniones en el mundo y si no creyera en mí misma me dejaría llevar por las opiniones negativas. Estoy dispuesta a aceptar las opiniones de otras personas. De cualquier manera", dice.