EPIK

Cine español

¿Qué fue de Silke, la actriz española de moda en los 90?

Silke saltó a la fama desde su debut en el cine español, pero le duró poco. Prefirió abandonar la fama y ser diseñadora en Ibiza.

¿Qué fue de Silke, la actriz española de moda en los 90?

No todos llevan bien la fama y solo algunos son capaces de darse de cuenta de ello. Por suerte para Silke, ella lo previó antes de que fuera demasiado difícil salir de la etiqueta de musa que le había otorgado el cine español.

Cierto es que Silke no venía de una familia de actores ni declaró una pasión por la interpretación desde que era niña. Ella se dedicaba a vender piezas de artesanía y con veinte años todavía era una madrileña más que paseaba por los barrios de moda entre la juventud. Sin embargo, su vida cambió radicalmente cuando formó parte de 'Hola, ¿estás sola?' (1995), película de Icíar Bollaín que protagonizó junto a Candela Peña.

Después vino 'Tengo una casa' de Mónica Laguna, 'Tierra' de Julio Medem (película con la que consiguió la nominación al Goya) y desde entonces el rostro de Silke ya era conocido en toda España. Y si aún quedaba algún despistado que no la conociera, la vio en televisión protagonizando algunos de los anuncios más míticos de Evax

Fotograma de 'Tierra' (1996, Julio Medem)

Ahora vive en Ibiza y tiene su propia línea de ropa

Pero la cosa comenzó a bajar de ritmo cuando acabó la década. Tras participar en cintas como 'Felicidades' (2000) o 'Tuno negro' (2001), la actriz decidió dejar el mundo de la interpretación cuando protagonizó 'La hora fría' de Emilio Quiroga en 2006.

"Lo llevé muy mal, me desbordó la situación. En ese momento quise desaparecer, pero no del cine, sino del planeta Tierra", reconocía en una entrevista que concedió a El País hace unos años. Entonces contó que había pasado de la alfombra roja a esa "vida hippie" que tanto se rumoreó cuando dejó el cine.

Ya no vivía en Madrid, sino en Ibiza, había dejado el cine y trabajaba vendiendo sus diseños en el puesto del Mercadillo de Las Dalias.

A sus 46 años, Silke está casada y tiene una hija. No ha abandonado por completo la interpretación, ya que de vez en cuando deja su rutina para grabar alguna pequeña producción, pero alejada de cualquier obra aspirante a un Premio Goya.

La que fue una reconocida actriz en los 90 desvela que, aunque ambos trabajos le hayan hecho ser quien es, actualmente su lugar profesional es en su taller, donde crea y diseña su propia línea de ropa y complementos.