EPIK

Desde Rusia

La jubilada rusa que se convirtió en campeona mundial de lanzamiento de cuchillos

Una historia que solo podía haber sucedido, por supuesto, en Rusia. Galina Chuvina, una mujer jubilada, se dedicó al lanzamiento de cuchillos como hobby y terminó convirtiéndose en ocho veces campeona nacional e incluso mundial.

La jubilada rusa que se convirtió en campeona mundial de lanzamiento de cuchillos

Esta es la inesperada historia de Galina Chuvina, una mujer jubilada de la pequeña ciudad rusa de Sasovo, se dedicó al lanzamiento de cuchillos como hobby y terminó convirtiéndose en ocho veces campeona nacional, campeona europea e incluso campeona mundial.

Chuvina tenía 56 años cuando descubrió el lanzamiento de cuchillos, en 2007. La pensionista había conseguido un trabajo sencillo en la sección de guardarropa de la piscina local, cogiendo la ropa de la gente y repartiendo números. Un día, dos jóvenes se acercaron para discutir la posibilidad de abrir un club de lanzamiento de cuchillos en el local, y Galina se convirtió en una de las primeras personas en inscribirse en el entrenamiento de lanzamiento de cuchillos.

Apenas un mes y medio después de su entrenamiento, la jubilada supo que su ciudad natal pronto acogería una competición de lanzamiento de cuchillos con unos 50 participantes, entre los que se encontraban soldados de las fuerzas especiales, lanzadores de cuchillos profesionales y aficionados como ella. Se inscribió y sorprendió al público al ganar.

La victoria de la lanzador de cuchillos amateur sorprendió a mucha gente, pero también hubo quienes simplemente lo achacaron a 'la suerte de principiante'. La jubilada silenció a este último grupo en el Campeonato Nacional de Lanzamiento de Cuchillos de 2007, en Moscú, donde nuevamente obtuvo una sensacional victoria, venciendo a los mejores lanzadores de cuchillos del país. Por su victoria en los nacionales, la pensionista recibió un teléfono móvil y un colchón. Esto sólo la motivó a inscribirse en más competiciones.

En 2008, Galina compitió en el Campeonato Mundial de Lanzamiento de Cuchillos en Kaliningrado, contra 36 de los mejores lanzadores de cuchillos del mundo. Chuvina sólo había estado entrenando durante un año, y era la única retirada entre los participantes, pero ganó una vez más. "Baba Galya", como la llamaba el público, se había convertido en la lanzadora de cuchillos número uno del mundo.

Y de ahí al campeonato mundial

En 2013, Galina Chuvina ganó el Campeonato Europeo de Lanzamiento de Cuchillos y Hachas, añadiendo otra significativa pluma a su gorra. A lo largo de su asombrosa carrera, ganó otros 3 campeonatos nacionales, así como 50 medallas y títulos. En la mayoría de los países, ella habría sido considerada un tesoro nacional, pero no en Rusia, aparentemente.

En su apogeo, Chuvina recibió mucha atención de la prensa, dando entrevistas y haciendo apariciones en programas de televisión, pero nunca recibió un apoyo significativo de nadie, incluyendo las autoridades. A medida que la edad empezó a pasarle factura, dejó de ir a las competiciones, sobre todo porque no podía permitirse viajar, y se retiró a su ciudad natal de Sasovo.

Galina no volvió a su antiguo trabajo en la piscina local, y a pesar de recibir ofertas de los padres para enseñar a sus hijos, estas ofertas nunca se materializaron. Hoy, a los 68 años, vive en una casa que se está desmoronando y llega a fin de mes con una pensión mensual de 17.000 rublos (220 euros). Un triste final para una ilustre carrera.