EPIK

Youtube

Consiguen crear un sable láser realista que puede cortar el aluminio

El youtuber 'The Hacksmith' es en realidad un ingeniero capaz de hacer proezas técnicas como esta.

Consiguen crear un sable láser realista que puede cortar el aluminio

Ha pasado de verdad, y no es ninguna broma. El youtuber 'The Hacksmith' ha construído un verdadero sable de luz a lo Star Wars. Está hecho de plasma y no sólo se retrae, sino que puede cortar el acero.

El equipo de Hacksmith Industries ha estado experimentando durante años para crear un sable láser, tan cerca de la realidad como sea posible, y ya se puede decir que lo han conseguido. Su última creación es portátil, proyecta imágenes impresionantes y puede atravesar una puerta de acero.

El equipo de Hacksmith diseñó y construyó un sable de luz real estilo steampunk que utiliza dos fuentes de combustible (y alimenatdo desde una mochila) y que derrite muchos metales casi instantáneamente.

Ardiendo a unos 2200°, el sable láser es impresionante. En el vídeo, los fans de Star Wars pueden encontrar cómo construyeron tecnológicamente el sable:

The Hacksmith, que ha creado de forma realista muchos artilugios vistos en el cine, como un escudo de Capitán América, llevaba años trabajando en lograr este sable.

Después de los experimentos iniciales que usaban una varilla de titanio al rojo vivo, o y un sable (profesional) ardiente de verdad, el taller mejoró su equipo con tornos metálicos y placas de ordenador personalizadas para permitir los siguientes pasos. Esta vez, una hoja de plasma se dispara combinando combustibles a una cantidad preprogramada.

El vídeo que se muestra a continuación muestra el viaje creativo de estos chicos desde la concepción a la creación y a la ejecución del arma icónica.

La ventaja de la estética steampunk es que podemos ver las "tripas" de los sables, así como ver cómo funcionan los conductos de combustible.

El sable láser se retrae con el uso del propano y oxígeno en una corriente perfecta, controlada y proporcionada por la computadora en la mochila. El usuario pulsa un botón en la empuñadura, causando que la hoja se extienda.