EPIK

Ladrones

Un empleado de una biblioteca se hace rico al robar 1,3 millones en cartuchos de tinta

Dicen que la tinta de impresora cuesta como sangre de unicornio, y puede ser verdad. Este ex empleado encontró una forma de sacarle toda la rentabilidad robando miles de cartuchos.

Un empleado de una biblioteca se hace rico al robar 1,3 millones en cartuchos de tinta

Es un comentario recurrente: la tinta de impresora es extremadamente cara. Y un exempleado de una biblioteca pública lo vio claro... Aunque le han pillado.

Los auditores de la ciudad de Austin, Texas, dicen que un ex empleado de la biblioteca pública compró fraudulentamente 1,5 millones de dólares en tóner de impresora, robó al menos 1,3 millones de dólares y luego los vendió por Internet.

Los auditores recibieron un aviso en marzo de 2019 de que Randall Whited guardaba el tóner de impresora robado en su garaje hasta que pudiera venderlo, según un informe de 72 páginas con fecha de octubre de 2020.

Whited era un asociado contable de la Biblioteca Pública de Austin y era responsable de hacer y aprobar compras, recibos de caja, facturación y otras transacciones contables.

El informe también dice que Whited tenía acceso a diez tarjetas de crédito de la biblioteca y les cargó al menos 18.000 dólares para comprar artículos que parecían ser de uso personal, incluyendo videojuegos, auriculares de realidad virtual, aspiradoras robóticas y un avión teledirigido.

El informe dice que los auditores revisaron una muestra de recibos, órdenes de compra y otros documentos de apoyo y encontraron "múltiples ejemplos de registros inadecuados" - incluyendo algunos que estaban alterados o mostraban su casa como la dirección de envío.

Whited renunció en lugar de ser despedido en agosto de 2019 antes de ser pillado.

"Las malas prácticas y procedimientos de la biblioteca le dieron la oportunidad a Whited de robar a la ciudad durante su trabajo, lo que llevó al despilfarro y al exceso de gastos del departamento", dice el auto del juez.

Whited se enfrenta ahora a una audiencia por cargos de robo programada para el 13 de octubre, según los documentos del tribunal.

Un trabajador ejemplar que 'donaba' tinta a otras bibliotecas

El informe encontró pruebas de que Whited compró al menos 1,5 millones de dólares en tóner de impresora entre octubre de 2007 y julio de 2019.

Los auditores estimaron que el sistema de la biblioteca sólo habría necesitado unos 150.000 dólares en tóner durante ese período de tiempo.

El personal de la biblioteca dijo que Whited a menudo se ofrecía como voluntario para entregar tóner de impresora a otras bibliotecas filiales, aunque ese era el trabajo de otros empleados.

Por si eso fuera poco, las sucursales dijeron a los auditores "que tenían muy pocos tóners a mano, y varias no habían recibido ninguna entrega en meses".