EPIK

Televisión

La nueva estrategia de Telecinco para evitar incidentes entre ‘Sálvame’ y Piqueras

La cadena de Mediaset ha tomado medidas para que no se repitan las controvertidas transiciones entre el programa de las tardes y el servicio de informativos.

La nueva estrategia de Telecinco para evitar incidentes entre ‘Sálvame’ y Piqueras

Pedro Piqueras puede respirar tranquilo. Y es que Telecinco ha decidido poner fin a las transiciones entre ‘Sálvame’ y la edición de informativos de las 21 horas, tras varias polémicas sobre ello. El controvertido relevo entre el programa de las tardes y Pedro Piqueras nos ha dejado varios momentos llenos de polémica como la croqueta de Mila Ximénez, el efusivo saludo de Raquel Mosquera o el baile de Nuria Marín a escasos minutos de que el periodista anunciara los nuevos fallecidos por coronavirus.

Cuando Telecinco decidió retirar ‘El Tirón’ de Christian Gálvez, el espacio de entretenimiento de Jorge Javier Vázquez alargó una hora más su emisión por lo que Mediaset estableció la técnica del arrastre de audiencia entre ‘Sálvame’ e ‘Informativos Telecinco’ sin publicidad de por medio para evitar una fuga de espectadores hacia su rival más directo: el rosco de ‘Pasapalabra’ en Antena 3. Una estrategia que si bien funcionó a la perfección, le dio varios momentos de “tierra trágame” a uno de los buques insignia de la cadena, Pedro Piqueras.

Finalmente, Mediaset ha querido tomar cartas en el asunto tras la polémica en redes sociales con el paso que Raquel Mosquera dio a ‘Informativos Telecinco’. La que fuera mujer de Pedro Carrasco alabó a Piqueras de manera muy enérgica e incluso se animó a mandarle un beso ante la cara de incredibilidad del periodista que aguardaba su turno para informar de las últimas novedades sobre la pandemia. Incluso profesionales del sector como Juanma Castaño se animaron a condenaron estas polémicas transiciones.

La medida tomada por la cadena de Fuencarral es muy sencilla: emitir una pausa publicitaria entre ‘Sálvame Tomate’ e ‘Informativos Telecinco’ de apenas treinta segundos de duración. Una pausa que puede traer una pequeña fuga de espectadores hacia el concurso de Roberto Leal pero que, sin duda, evitara nuevos sustos a Pedro Piqueras.

¿Qué te parece?