EPIK

Televisión

Concursante de '¡Boom!': “Quiero ser registradora de la propiedad porque me gusta firmar”

La joven zaragozana dejó a Juanra Bonet con la boca abierta tras confesar en la pantalla de Antena 3 su gran sueño. Los espectadores no daban crédito.

Concursante de '¡Boom!': “Quiero ser registradora de la propiedad porque me gusta firmar”

Con cada nuevo grupo de concursantes, Juanra Bonet dedica un par de minutos del programa para conocer un poco más a cada participante y preguntarles en qué piensan invertir el dinero en caso de lograr resolver todas las bombas como ocurrió el año pasado con ‘Los Lobos’. El presentador también aprovecha la ocasión para saber de donde viene el origen del nombre del equipo, de que se conocen sus miembros o por qué han decidido participar en ‘¡Boom!’.

‘Los Ataraxia’ fueron los encargados de enfrentar a los todopoderosos ‘Los Dispersos’ en una entrega de lo más apasionante. Este nuevo grupo de concursantes estaba formado por cuatro jóvenes procedentes de Aragón. Rápidamente Victoria explicó que estudia un doble grado de Derecho y ADE en la Universidad de Zaragoza mientras que Edu añadía que todos ellos se conocían del mismo centro de estudios. “¿Cómo te imaginas de mayor?”, preguntó Bonet. Por su parte, Mateo explicó que le gustaban las dos partes de su carrera aunque cree que tirará por Derecho.

El momento de oro llegó con Verónica. La joven señaló que le estaba gustando mucho su carrera y que, probablemente, intentará sacarse unas oposiciones para trabajar en una notaría o como registradora de la propiedad. Hasta aquí todo normal, ¿verdad? “¿Cómo has conocido esa vocación tan concreta?”, interrumpía el presentador. “Mi abuelo tiene un buen amigo que era presidente del Colegio de Notarios de Madrid. De pequeña recuerdo haber ido con él a firmar cosas y hacer papeleo”, contaba la concursante.

Además de esa ‘tradición familiar’ que le venía desde muy pequeña, Verónica confesó que le tiraba mucho ser registradora de la propiedad porque “me encantan los papeles y firmar”. Juanra Bonet se quedó sin palabras tras la confesión de la joven zaragozana aunque terminó espetando un “¡Qué bonito! Es perfecto”.