EPIK

Visto en Twitter

La escena rescatada de 'ANHQV' que demuestra que también vivieron la cuarentena

Lo que no pasara el la comunidad de vecinos de 'Aquí no hay quien viva' no pasará nunca en la vida real.

La escena rescatada de 'ANHQV' que demuestra que también vivieron la cuarentena

Si por algo destacó la comunidad de vecinos de Desengaño 21, la calle donde se alojaban Emilio, Juan Cuesta, Belén, Lucía (alías 'la pija') y compañía, fue por el caos reinante en cada uno de los capítulos que protagonizaron. Y es que el nombre de la serie de Atresmedia, 'Aquí no hay quien viva', ya nos avisaba de que la ficción iba a sacar las partes más escabrosas de vivir en comunidad.

Entre otras cosas, los vecinos vivieron una situación parecida (a su manera) a la que estamos viviendo ahora: en un capítulo de la tercera temporada de la serie, Mauri pasó varios días en cuarentena (por la fuerza) porque creían que tenía un virus muy mortal y muy contagioso que llegaba desde África.

Encabezados por Lucía, que en ese momento tenía la mala suerte de haber cogido el puesto de Juan Cuesta de presidenta de la comunidad, los vecinos (acompañados con mascarillas o de pañuelos, en su defecto) llamaron a la puerta de Mauri para avisarle de que no le dejarían salir. Y de paso le metieron a dos vecinos más que también tenían unas ronchas sospechosas: Concha y Mariano. Buena mezcla.

Así lo hemos revivido en una escena que ha publicado Gabriel Bastidas, un periodista venezolano, en su cuenta de Twitter:

Eso sí, hay un aspecto que difiere bastante de la realidad: en realidad Mauri solo tenía la varicela, que se la había pegado su hijo Ezequiel, no un virus mortal llegado de tierras africanas. Había mentido para librarse del horrible puesto de presidente de esa comunidad de locos. Al contrario que a nosotros, no le hacían falta ni mascarillas ni cuarentena.