EPIK

Cine

¿En qué orden hay que ver las películas de ‘Piratas del Caribe’?

No hay mejor momento que ahora para disfrutar con la saga de aventuras de ‘Piratas del Caribe’. ¿Hay algún orden específico para verlas?

¿En qué orden hay que ver las películas de ‘Piratas del Caribe’?

Hace más de quince años, Disney se atrevía con una nueva película sobre piratas y aventuras. ‘Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra’ se estrenaba en la gran pantalla para revivir el cine clásico de una manera renovada: con piratas y amor, pero sin violencia ni sexo.

Disney, que tenía que compensar de algún modo su aversión por la sangre y las relaciones sexuales en una película protagonizada por piratas y por Keira Knightley y Orlando Bloom en su esplendor tanto de interpretación como de símbolos de belleza, se atrevió a darle un nuevo toque que hizo que la cinta fuera entretenimiento puro y duro para todos los públicos: el humor como guía del argumento. Y para eso el personaje de Jack Sparrow (interpretado por un inmejorable Johnny Depp) tuvo el mayor protagonismo.

Orden para ver las películas de ‘Piratas del Caribe’

El orden para ver las películas no es otro que el cronológico, que coincide con las fechas de estreno y que, además, también coincide con la calidad de las obras: la cosa empieza muy bien y termina más bien regular.

  • Piratas del Caribe 1: La maldición del Perla Negra (2003)
  • Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto (2006)
  • Piratas del Caribe 3: En el fin del mundo (2007)
  • Piratas del Caribe 4: En mareas misteriosas (2011)
  • Piratas de Caribe 5: La venganza de Salazar (2017)

¿Merece la pena ver la saga completa de ‘Piratas del Caribe’?

La primera película, que estaba ambientada en el Mar Caribe del siglo XVIII y contaba el secuestro de unos piratas a una joven aristócrata (Elisabeth Swann) que a su vez eran víctimas de un conjuro que les condenaba a vivir eternamente y a transformarse cada noche en esqueletos vivientes, consiguió cinco nominaciones a los Premios Oscar y grandes elogios por parte de la crítica, que ciertamente no tenía muchas esperanzas puestas en la nueva obra de Disney.

Y claro, entre la buena acogida profesional y una recaudación que alcanzó más de 650.000.000 dólares, el estudio de cine tenía claro que había que aprovechar la fama poniéndose manos a la obra con una nueva película. Y con otra. Y con otra más. Y así hasta llegar a cinco (y hasta seis, si todo el tema del coronavirus no retrasa la nueva película planeada para el año 2022).

Pero siendo francos, no todas las sagas son buenas. Aprovecharse de la fama tiene límites y Disney no los supo ver a tiempo (a no ser que juzguemos las películas económicamente, en ese caso hemos de concederles que siguen cumpliendo con creces).

Lo que queremos decir con esto es que la primera película arrasa con argumento y con entretenimiento. La segunda vuelve a sorprender gratamente al público: es larga, pero su ritmo es frenético y colocan a Jack Sparrow en el puesto de protagonista que pedía a gritos. La tercera, sin embargo, estaba ausente de tanta acción y ya empezaba a vislumbrar destellos de un humor demasiado explotado e incluso cansino.

La cuarta, como era de esperar, fue más de lo mismo. Nadie excepto la ambición por los dólares había pedido a Disney una nueva entrega y el público acabó demasiado harto de personajes refritos y tramas que no llegaban a ninguna parte. Pero ojo, insistimos en que la recaudación siguió cumpliendo con creces: consiguió casi 800.000.000 dólares.

Por tanto, si quieres desconectar frente a la pantalla y pasar un momento de entretenimiento y risa sin pensar demasiado, no hay mejor momento que ahora para ver esta saga. La serie cinematográfica empeora al ritmo que avanzan las películas, así que puedes dejarla cuando el cuerpo te impida volver a ver a Jack Sparrow explotando los mismos chistes que en 'La maldición de la Perla Negra'.