EPIK

Deporte

Corea apuesta por convertir el Taekwondo en una especie de videojuego a lo Tekken

Una nueva modalidad, con barras de energía que detectan los golpes, está siendo impulsada en el país asiático.

Corea apuesta por convertir el Taekwondo en una especie de videojuego a lo Tekken

Desde su invención en los años 50 a partir de artes marciales antiguas hasta su popularización y su inclusión como deporte olímpico, el Taekwondo ha pasado por distintas fases, pero aún no se había visto ninguna como esta.

Según medios locales, la Federación de Corea del Sur, el país de origen del deporte, ha difundido una nueva modalidad que quiere impulsar que es lo más parecido que hemos visto a un videojuego viviente.

Los luchadores portan unos chalecos que registran los golpes pero también la potencia del impacto de los mismos, pero la mayor novedad es que detrás en unas pantallas gigantes, cada competidor tendría una 'barra de energía' a lo Tekken que va perdiendo puntos conforme recibe golpes.

En total se tratarían de 100 puntos que cada peleador va perdiendo en función de los golpes y la fuerza de los mismos. Todo, ante el asombro del público que vería cómo uno u otro se va debilitando.

Aunque la Federación aún está sentando las reglas y solo lo va a introducir a modo de exhibición, lo que puede parecer algo extraño quizá fuera la solución a una de las quejas del deporte.

En la actualidad en muchas competiciones profesionales los participantes van dotados con chalecos que también 'registran' los puntos de forma electrónica. Con la salvedad de que no registran su fuerza, lo que hace que en ocasiones los combates acaben siendo una riña por ver quién toca ligeramente al otro contrincante, aunque de facto no sea con un golpe realmente de impacto.

Con la vocación por ejemplo de Tokio 2020 de acercar el deporte a los más jovenes, quizá esta apuesta no vaya tan desencaminada.