EPIK

El Camino

Un minuto a cámara rápida: así se convirtió a Bryan Cranston en Walter White para 'El Camino'

El protagonista de 'Breaking Bad' tenía que aparecer de la forma más creíble en la secuela y para ello hicieron falta kilos de maquillaje

Un minuto a cámara rápida: así se convirtió a Bryan Cranston en Walter White para 'El Camino'
El Camino Netflix

Desde la última emisión de 'Breaking Bad' hasta la esperadísima secuela llamada 'El Camino' que Netflix estrenó hace unas semanas, han pasado ya seis primaveras. Y, por muy bien que se conserven los actores, los años pasan por todos. Volver a caracterizar a un Jesse que había sido torturado física y psicológicamente no ha sido una tarea fácil para el equipo de maquillaje, y la aparición de Walter White, que era un misterio hasta que por fin hemos visto la película, tampoco ha sido un simple paseo para el actor y el equipo.

Atención: spoilers de 'El Camino' a continuación

Bryan Cranston tenía que volver a meterse en la piel de ese personaje con una sobrecogedora tos por el cáncer de pulmón y con un constante semblante de preocupación y de reflexión en el rostro. Y para ello no solo hacían falta las incuestionables dotes del actor para la interpretación (que las ha cumplido con creces), sino también un gran trabajo para el equipo de maquillaje: adiós al cabello y a unos cuantos kilos y bienvenida al bigote y al rostro pálido propio de un enfermo terminal.

El actor estadounidense ha querido hacer eco del trabajo que ha habido detrás del rodaje y ha publicado en Twitter un vídeo en el que bromea al respecto. "No sé por qué el rodaje ha durado tanto, me convertí en Walter White en menos de un minuto", señala antes de mostrarnos un clip a cámara rápida.

El 'flashback' que Jesse Pinkman merecía en 'El Camino'

Mientras vemos cómo decenas de manos colocan una calva en la cabeza de Bryan Cranston y le caracterizan para convertirse en Heissenberg, no podemos dejar de pensar en esa escena con la que nos deleitó en 'El Camino': en uno de los 'flashbacks' que Jesse Pinkman sufre durante su intento de desaparecer de mapa de Alburquerque, le vemos en una cafetería con la mítica autocaravana aparcada detrás y junto al compañero que le llevó a la ruina.

Walter White está, como de costumbre, amargado, constantemente preocupado a pesar de que por fin acaben de terminar una buena sesión de cocinar metanfetamina y, para colmo, trata de darle consejos a su fiel compañero. "Tú todavía eres joven", le aclara. "Tienes toda la vida por delante para escoger la oportunidad que más te apetezca". Un punto algo irónico teniendo en cuenta que la vida a la que Walt le arrastra conllevaría golpes, trágicas muertes, tortura y asesinatos. Por si aún no lo teníamos claro mientras veíamos 'El Camino', el intento de Jesse Pinkman por dejar atrás su pasado está cubierto de fantasmas.