EPIK

GOT

San Juan de Gaztelugatxe y el efecto 'Juego de Tronos': los turistas se llevan sus piedras

La ermita vizacaína, usada como ubicación en la serie, ha hecho que se disparen las visitas.

San Juan de Gaztelugatxe y el efecto 'Juego de Tronos': los turistas se llevan sus piedras
Manuel Ángel García. Wikimedia Commons

San Juan de Gaztelugatxe ya era un sitio único mucho antes de Juego de Tronos. Esta pequeña isla frente a la costa de Bermeo, en el País Vasco, está conectada con el continente por un pequeño puente de arcos impresionante. Pero lo mejor seguramente es la ermita con aspecto amurallado que la preside, cuyos primeros restos datan del siglo X.

Sin embargo, el éxito de la serie de HBO ha redoblado sus visitas de turistas que llegan de todo el mundo. En este paraje tan especial se rodaron las escenas correspondietes a Rocadragón, y eso atrajo la mirado de muchos.

Unos meses después del final de la serie, los efectos del éxito de la misma siguen notándose trayendo muchas visitas y gasto en los restaurantes de la zona, pero también hay un problema: los turistas se está llevando piedras de Gaztelugatxe como recuerdo de una forma tan masiva que empieza a preocupar.

Juan Barturen, miembro de la Comisión de Voluntarios de San Juan de Gaztelugatxe, ha denunciado este miércoles en Hoy por Hoy de SER Bilbao que "están robando las piedras de las escaleras, paredes y barandillas".

"Nos están robando las piedras y luego tenemos que ir nosotros a subirlas al hombro con las 241 escaleras", ha lamentado con sus 74 años. Además, ha recalcado que en la iglesia, bajo la campana, han tenido que quitar toda la piedra y ponerlo el suelo liso porque era "imposible de parar".

Todos los trabajos de mantenimiento lo realizan voluntarios, que ya hace dos años tuvieron que cambiar la campana, ya que existe la tradición de que quien la visita puede tocarla tres veces y pedir un deseo.

Efectos del éxito no deseado, que esperemos que se pueda controlar.