EPIK

Baloncesto

Las frases de Ricky Rubio sobre el esfuerzo, el trabajo y la vida que se han vuelto virales

"Si has hecho todo lo que has podido, no te preocupes por el resultado", dice en una de las charlas que se están moviendo en redes.

Las frases de Ricky Rubio sobre el esfuerzo, el trabajo y la vida que se han vuelto virales
THOMAS PETER REUTERS

España es campeona del Mundo por segunda vez en su historia. La Selección hizo historia en China al ganar la final contra Argentina, y Ricky Rubio fue el MVP del torneo.

Rubio, quien lleva en la élite desde los 15 años cuando debutó en ACB, ha pasado por muchas fases en su carrera. De ser un niño prodigio a asentarse en España, ganar todo en Europa, ir a la NBA y empezar de cero, lesionarse de forma grave, ser criticado en algunas ocasiones y ahora, volver a estar completamente asentado y consolidado como un base de primer nivel en la mejor liga del mundo.

En todo este camino también ha influido, como es sabido, el fallecimiento de su madre hace tres años. Por todo ello, el base de El Masnou quizá haya mostrado en este Mundial una imagen de liderazgo y de entereza tan superlativa. Ya no es el chaval de 16 años que deslumbraba ni el base con visión estratósférica que cruzaba pases en la NBA que sorprendían hasta a LeBron. Y por eso quizá también sus comentarios en rueda de prensa y sus declaraciones sobre el campeonato, especialmente tras la victoria, se han convertido en tendencia en redes sociales.

Así lo ha hecho por ejemplo este vídeo en el que, tras la final, recordaba a su madre y cómo le ha ayudado en toda su carrera:

Y también en Twitter varios usuarios han recuperado una charla que ofreció en un conjunto de conferencias para BBVA en el que exploraba su visión sobre el trabajo, el sacrificio, y también el fracaso.

Aquí van algunas de las frases de Rubio en aquella charla:

"Las ganas que tiene un niño son tan grandes que tenemos que aprender de ello. Yo sigo aprendiendo de la ilusión que tenía el niño [refeririéndose a él] que jugaba aquella final de 2008", en referencia a la final de los Juegos Olímpicos de 2008.

"Para llegar a lo más alto puede ayudarte el talento, pero para mantener tienes que tener un nivel de consistencia y de esfuerzo diario y de mentalidad, que no es satisfactoria en ese momento. Tienes que tener disciplina"

"Me he dado cuenta durante mi carrera que cuanto más entreno más suerte tengo".

"Si quieres que algo te salga bien, trabaja mucho. Las victorias son importantes porque son la recompensa a un trabajo que has hecho. ¿Qué pasa con el fracaso? Al principio no sabía encajar la derrota, con 20 años había ganado todo lo que se podía ganar en Europa. Y me voy a la NBA y las cosas no me empiezan a ir tan bien [...] Y esa experiencia podría haber hecho que me dejara de gustar el baloncesto, que dejara de disfrutar. Pero me lo tomé al contrario. El fracaso me enseñó, aprendí de él".

"Muchas veces nos pensamos que un problema que tenemos, o una situación, es a vida o muerte. Como un tiro libre en el último segundo. Le pones mucha más presión de la que es. Muchas veces en un problema que tenemos decimos 'es que si no sale esto...'. Tranquilo. Si tú le has puesto las horas de trabajo que tú crees que hacen falta. Si crees que lo has hecho todo perfecto, y no ha entrado, olvídate del resultado".