EPIK

Susto

Un cocodrilo del fallecido Fidel Castro muerde a un hombre en Suecia

El acuario donde se encuentra la mascota de Fidel Castro ha informado que se han reforzado las medidas de seguridad para que no se repita el incidente.

Un cocodrilo del fallecido Fidel Castro muerde a un hombre en Suecia

Susto en un acuario de Estocolmo. Un hombre tuvo que ser hospitalizado tras ser atacado por un cocodrilo pero no por un cocodrilo cualquiera, si no por el que en su día perteneció al expresidente de Cuba, Fidel Castro. Así lo han informado varios medios suecos durante las últimas horas.

El hombre de 75 años se encontraba en una fiesta privada que organizaba el museo de Skansen, concretamente en la zona del acuario. Todo ocurrió cuando el individuo abrió sin querer el cristal de seguridad provocando la mordida del animal en esa extremidad, tal y como afirma un portavoz de la policía sueca al diario ‘Aftonbladet’. Según apuntan desde Suecia, el hombre se encontraba en un área restringida de la instalación desde donde pronunciaba su discurso.

“Tenía el brazo sobre la barrera de vidrio, que tiene unos dos metros de altura. Uno de los cocodrilos cubanos lo vio, se levantó, saltó y agarro su antebrazo. Afortunadamente había tres médicos en la fiesta por lo que lo cuidaron y detuvieron enseguida la sangre. La ambulancia vino y lo llevó al hospital”, señala Jonas Wahlström, dueño del acuario.

“Lo que vi fue que se subió a una roca y sostenía uno de los brazos sobre la barrera de vidrio de la exhibición de cocodrilos porque iba a dar su discurso. Le dio la espalda y el cocodrilo vio que le bajaba la mano, lo atacó y lo mordió”, continúa explicando.

Las mascotas de Fidel Castro

Las instalaciones cuentan con dos cocodrilos cubanos bajo los nombres de Castro y Hillary. Se trata de una especie de la que hoy en día tan solo hay algunos centenares, la mayoría en Cuba y otros tantos en zoológicos del extranjero. Según explica el diario ‘Svenska Dagbladet’, los dos reptiles fueron un regalo de Castro a un cosmonauta ruto que posteriormente los cedió al acuario de Jonas Wahlström.