EPIK

Visto en Instagram

Cierran la cuenta de la influencer que vendía el agua con la que se baña por "pornografía"

Belle Delphine se hizo viral por vender el agua con la que se baña (y agotar los frascos), pero Instagram le ha cerrado la cuenta por "nudismo o pornografía"

Cierran la cuenta de la influencer que vendía el agua con la que se baña por "pornografía"

Las influencers suelen aprovechar su popularidad para sacarse un dinero vendiendo su propia línea de ropa o de cosméticos, pero Belle Delphine, una influencer británica que cuenta (o contaba) con cinco millones de seguidores en Instagram, decidió apostar por algo un pelín distinto: vender el agua con la que se baña. Y lo más curioso no es eso, sino que vendió todos los frascos pocas horas después de ponerlos en venta. A 30 dólares cada uno.

"Estoy vendiendo mi agua de baño para todos ustedes, sedientos jugadores", señalaba la influencer tras avisar de que el agua debía usarse para "fines sentimentales". No sabemos a con qué clase de sentimientos puede uno usar el agua, pero parece ser que sus seguidores sí. Aunque la idea le ha durado poco.

Es conocido que la compañía de Facebook veta el porno y los desnudos en las fotografías. Si hay pezón, hay denuncia y su posterior retirada de la red social. Belle Delphine no contaba con ninguna foto en la que posara desnuda, pero Instagram le ha cerrado la cuenta por "nudismo o pornografía". "Acabo de borrar una cuenta que tenía 4,5 millones de fans... Me va a odiar mucha gente", señala en una publiacción '@athete_thedog'.

Ver esta publicación en Instagram

I just deleted an account that had 4.5 million fans I’m gonna get a lot of hate rip me

Una publicación compartida de Athlete (@athlete_thedog) el

Cierto es que la influencer ha compartido varias publicaciones controvertidas. Entre otras, prometió que se abriría una cuenta en 'Pornhub' si la publicación conseguía un milón de 'likes'. En otra ocasión 'troleó' a sus seguidores con el título de una foto: "Belle Delphine plays with her PUSSY"... Pero la instagramer hizo uso del doble sentido de 'pussy' y aparecía inocentemente jugando con sus gatos de peluche. Parece ser que la broma le ha salido cara.