EPIK

Sexismo

La genial solución de una diseñadora feminista para evitar el 'manspreading'

Una joven británica ha diseñado dos tipos de sillas para concienciar a los hombres contra el sentarse con las piernas abiertas

La genial solución de una diseñadora feminista para evitar el 'manspreading'
@lailapoppylaurel Instagram

En un tono más vinculado a la visibilidad y la denuncia que a la propia funcionalidad del mueble en sí mismo, Laila Laurel (@lailapoppylaurel en Instagram) ha diseñado un par de sillas orientadas a revisar el modo de sentarnos en función del género. La diseñadora ha lanzado un afilado dardo a todas aquellas posiciones masculinas que exceden su espacio de asiento y violan el espacio dedicado al asiento de otras personas, más conocido como 'manspreading'.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de laila laurel (@lailapoppylaurel) el

Las sillas de madera diseñadas por Laila se presentan como una pareja claramente orientada al asiento de un género en cada una de ellas. La femenina consta de una superficie de apoyo cóncava abierta hacia las rodillas con una pieza de madera en el centro de dicha tabla obligando a la mujer a sentarse cómoda y amplia en el ángulo que hacen sus piernas. La del hombre, por el contrario, es convexa y se estrecha hacia las rodillas con dos molduras laterales en la superficie. De esta manera, obliga a cerrar y contener el espacio de las piernas en todo momento.

"La cuarta ola del feminismo"

Al hilo de lo anterior, la diseñadora británica de Norwich posee algún statement relacionado con el feminismo y su tercera dimensión además de haber hecho alguna declaración del tipo: "Mi trabajo se enmarca en la cuarta ola del feminismo". Más allá de posicionamientos, la autora de dicha obra, formada en la universidad de Brighton, se ha llevado el premio nacional de la cadena hotelera Belmond con la que espera poder seguir diseñando.

Pese a las estrategias y soluciones de diseño aportadas, más o menos discutibles, la postura y el alcance es claro y sobre todo útil. Por favor señores, no se despatarren.